DROGAS LEGALES

tabaco

Tabaco

¿QUÉ ES?

El tabaco es una planta originaria de América que contiene nicotina, una sustancia con gran poder adictivo.

Con una bocanada de humo de tabaco se inhalan más de siete mil sustancias químicas, tales como alquitrán, monóxido de carbono, amoniaco y cianuro, entre otras. De ellas, al menos 70 pueden causar diferentes tipos de cáncer.

Se puede consumir nicotina al fumar cigarrillos convencionales, puros o pipas, mascar tabaco, vapear (aspirar vapor con nicotina) con la ayuda de cigarrillos electrónicos, vaporizadores o mods2, narguiles

o hookas (pipas de agua). Algunas de estas presentaciones no cuentan con autorización para su venta (tabaco mascado o líquido, cigarrillo electrónico, vaporizadores y mods) pero se han posicionado en el mercado internacional con gran impacto entre la población adolescente. Independientemente de la presentación, la nicotina tiene efectos similares: causa dependencia y produce daños cardiovasculares.

cigarro electrónico

pipas de agua

Al fumar o vapear, la nicotina alcanza rápidamente el máximo nivel en sangre, se distribuye en todo el organismo y llega al cerebro en menos de diez segundos. Se absorbe a través de la piel y mucosas por lo que también ingresa al organismo de las personas que están en la vecindad de quienes fuman o vapean. Como otras sustancias que pueden producir dependencia, la nicotina estimula el circuito cerebral regulador de sensaciones placenteras. Los efectos se disipan en poco tiempo, lo que favorece que se continúe fumando para mantener el efecto placentero y evitar los síntomas de la abstinencia.

¿QUÉ HACE?



SÍNDROME DE ABSTINENCIA O SUPRESIÓN

Al dejar de fumar, pueden presentarse signos y síntomas desagradables que varían en intensidad y duración en función del grado de dependencia, del tiempo que la persona lleve fumando y de la cantidad de nicotina consumida. No todos los signos se presentan en todas las personas. Los principales son:

Estos efectos son pasajeros y disminuyen paulatinamente. Algunos incluso son señales de recuperación de funciones perdidas. Para superarlos es recomendable el apoyo profesional ya que puede ser necesario utilizar tratamientos farmacológicos como la terapia de reemplazo de la nicotina u otros.

BENEFICIOS DE SUSPENDER
EL CONSUMO

No existe una dosis segura para el consumo de tabaco o la exposición a su humo. Cualquier patrón de consumo expone a riesgos que dependen de la cantidad y frecuencia con la que se fuma y que se incrementan en menores de edad, mujeres embarazadas, personas con algún padecimiento de salud y adultos mayores.

¿CUÁL ES EL PANORAMA DEL CONSUMO DE TABACO?









2 Los mods de cigarrillo electrónico son vaporizadores más poderosos que los convencionales y se pueden ajustar a las preferencias personales. Tienen baterías recargables de gran capacidad, con un sistema regulable para producir más vapor ya que sus baterías son de mayor tamaño que las del cigarrillo electrónico estándar.
3 A menos que se indique otra cosa, los datos a nivel mundial se tomaron del Reporte Mundial sobre las Drogas 2018 de la Organización Mundial de la Salud.
4 A menos que se indique otra cosa, los datos de México para ésta y otras secciones, se tomaron de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016-1017.
5 Los datos de la población estudiantil mexicana provienen de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (ENCODE) 2014









Alcohol

¿QUÉ ES?

El alcohol etílico, o etanol, se produce por procesos de fermentación de azúcares de algunas frutas y cereales. Las bebidas de alto contenido de alcohol se obtienen realizando su destilación después de la fermentación.

Aunque la cantidad de alcohol presente en las bebidas fermentadas (cerveza, vino y pulque) es menor que en las destiladas (tequila, brandy, ron, whiskey, entre otras), sus efectos son los mismos si se consumen cantidades equivalentes de alcohol.

La ingesta de alcohol no depende únicamente del grado o porcentaje de alcohol marcado en las bebidas, sino también de la cantidad y velocidad con la que se bebe. Las bebidas con bajo contenido de alcohol (cerveza, pulque) suelen servirse en tarros, vasos, latas o botellas. Las de contenido medio (vino) en copas, mientras que las de contenido alto de alcohol (tequila, mezcal, ron, etc.) se sirven en caballitos (la medida estándar es una onza), copas y vasos más pequeños o diluidas con refrescos. El volumen compensa el contenido, de manera que todas las presentaciones comerciales tienen prácticamente la misma cantidad de alcohol; que se conoce como “copa o trago estándar”. Por eso, la distinción entre bebidas “de moderación” y bebidas “fuertes” es artificial. La moderación está en la persona, no en el tipo de bebida.

La cerveza es la bebida alcohólica de mayor consumo en México y en el mundo. También es la que ha crecido más en su producción, venta y consumo. A pesar de la evidencia científica y de la prohibición de proporcionar bebidas a menores de edad, la cerveza se ha posicionado en la práctica y el patrocinio de los deportes, así como en eventos culturales y recreativos dirigidos fundamentalmente a adolescentes y jóvenes. Se publicita, además, por medios masivos de comunicación, sin restringirse a los horarios para adultos, como sí lo hacen las demás bebidas alcohólicas. Esto ha contribuido a una reducción significativa de la percepción de riesgo y, en consecuencia, a un mayor consumo.



¿QUÉ HACE?

El alcohol afecta el balance que mantiene el sistema nervioso entre señales estimulantes y señales inhibidoras. Disminuye la actividad de algunas zonas cerebrales críticas, como la corteza prefrontal, que normalmente inhiben algunas respuestas relacionadas con el comportamiento social. Por eso, a dosis bajas, da la impresión de ser un estimulante. La inhibición se vuelve más evidente al beber más ya que se inhiben zonas relacionadas con el estado de alerta y el equilibrio. La afectación de las funciones depende de la cantidad, la velocidad a la que se bebe, el sexo y la vulnerabilidad de quien lo ingiere.

La cantidad de alcohol se mide en número de tragos o copas por ocasión, sin tomar en cuenta la presentación comercial. A mayor consumo y mayor velocidad de ingesta, mayor es la acumulación de alcohol en el organismo y la inhibición de las funciones del sistema nervioso.

Síndrome de abstinencia o supresión

Después de beber cantidades altas o por periodos muy prolongados, la suspensión o reducción del consumo de alcohol produce un síndrome de abstinencia intenso que se manifiesta dentro de las siguientes horas o días posteriores a la interrupción. Los síntomas iniciales son temblor, ansiedad intensa, inquietud, insomnio y náusea. En personas con dependencia moderada, estos síntomas pueden desaparecer después de unos días sin tratamiento médico. En quienes han consumido mayor cantidad de alcohol o por más tiempo, el síndrome de abstinencia es más intenso e incluye fiebre, aumento significativo de la frecuencia cardiaca, respiración agitada, transpiración intensa y vómito. El grado más intenso de abstinencia es el delirium tremens que se caracteriza por irritabilidad, dolor de cabeza, agitación extrema, convulsiones y alucinaciones vívidas y terrorifícas (por ejemplo, serpientes, insectos o ratas amenazantes). En estos casos, la ansiedad, las alteraciones del sueño y de la presión arterial pueden durar varias semanas. Dado que el síndrome de abstinencia es potencialmente fatal, la desintoxicación de los pacientes con alcoholismo debe hacerse bajo estricta supervisión médica.

Algunas consecuencias sociales asociadas al abuso de alcohol

Si bien el consumo de bebidas alcohólicas ha acompañado la propia historia del ser humano, en nuestros días la cantidad y el patrón de consumo generan afecciones a la salud individual y son un factor de riesgo para importantes problemas como abandono escolar, ausentismo laboral, embarazos no planificados, infecciones de transmisión sexual, atropellamientos, lesiones, accidentes de tránsito, diferentes tipos de violencia, suicidios, entre otros.


- Accidentes de tránsito

Los accidentes de tránsito cuestan a la mayoría de los países 3% de su promedio interno bruto.

Los efectos del alcohol sobre los conductores incrementan hasta diez veces el riesgo de que ocurra un accidente de tráfico con lesiones graves.

Más de la mitad de los accidentes mortales de tránsito están relacionados con el consumo de alcohol.

A nivel mundial, estos accidentes representan una de las diez principales causas de muerte en la población de 15 a 64 años de edad, especialmente entre hombres.

En México, cada año, se estima que mueren alrededor de 24 000 personas en accidentes de tránsito relacionados con el consumo de alcohol, entre peatones, ocupantes y conductores.

El programa “Conduce sin Alcohol” (alcoholímetro) ha reducido en casi 80% los accidentes de tránsito relacionados con el consumo de bebidas alcohólicas en la Ciudad de México. A nivel nacional, los accidentes mortales se han reducido casi a la mitad

La cantidad de alcohol se mide en número de tragos o copas por ocasión, sin tomar en cuenta la presentación comercial. A mayor consumo y mayor velocidad de ingesta, mayor es la acumulación de alcohol en el organismo y la inhibición de las funciones del sistema nervioso.

- Violencia

A nivel mundial, cerca de 800 000 personas se suicidan cada año y se sabe que la depresión y el uso nocivo del alcohol son factores altamente relacionados con este fenómeno. En México, según datos del INEGI, hubo más de 6 000 muertes por suicido en 2016.

La prevalencia de violencia contra las mujeres de 15 años o más a lo largo de su vida en México es de más de 66%; es decir, dos de cada tres mujeres, en algún momento de su vida, han sufrido violencia física o sexual ejercida por un compañero sentimental, o violencia sexual por parte de otra persona6. El uso nocivo del alcohol es un factor de riesgo para los actos de violencia, tanto para perpetradores como para las víctimas.

La primera causa de muerte en los adolescentes es la violencia en general; la tercera es el suicidio. El riesgo de lesiones relacionadas con violencia se incrementa hasta catorce veces si existe consumo de alcohol.

El consumo de alcohol se ha relacionado con cerca de la mitad de las muertes por homicidio, de acuerdo con el Servicio Médico Forense del Gobierno de la Ciudad de México.

6Sistema Integrado de Estadísticas sobre Violencia contra las Mujeres, INEGI.



POBLACIONES VULNERABLES

Algunas de las poblaciones poblaciones más sensibles a los efectos del alcohol son las niñas, los niños, la población adolescente, las mujeres y las personas con antecedentes familiares de dependencia. También lo son las personas que consumen otras sustancias o están bajo tratamiento médico y los adultos mayores.



Con base en los datos mencionados anteriormente, es importante evitar el consumo de alcohol en:

- Más de la mitad de los accidentes mortales de tránsito están relacionados con el consumo de alcohol.

- Menores de edad. Personas de cualquier edad que presenten dependencia al alcohol.

- Mujeres que planeen o puedan embarazarse o estén embarazadas.

- Personas que piensen conducir, operar maquinarias o tomar parte en otras actividades que requieren atención, destreza o coordinación.

- Personas que toman medicamentos.

- Personas que padecen alguna enfermedad.





¿CUÁL ES EL PANORAMA DEL CONSUMO DE ALCOHOL?

 


 

Inhalables

¿QUÉ SON?

Son gases o líquidos que se evaporan a temperatura ambiente, sin necesidad de calentarlos. Se inhalan intencionalmente y alteran el estado de ánimo y la percepción de la realidad. También se les llama inhalantes o psicoactivos volátiles.

Se encuentran en artículos comerciales de uso común como aerosoles, pinturas, pegamentos, disolventes, adelgazadores de pinturas (“thinner”) y desengrasantes. No se hicieron para ser inhalados, pero se desvían de sus usos legítimos para ser empleados como sustancias psicoactivas. Muchos de estos compuestos están hechos a base de tolueno, aunque es frecuente encontrar benceno, xileno y antraceno en su composición, entre muchas otras sustancias tóxicas.

Coloquialmente se les denomina “mona”, “chemo” o “activo”. La “mona” es un pedazo de papel o material absorbente impregnado de disolventes que se coloca en la mano cerca de la nariz y boca para aspirar sus vapores. El “chemo” se refiere a un pegamento (cemento) y el “activo” es un líquido industrial con alto contenido de tolueno que, al igual que el thinner, se usa para mojar la mona o la manga de alguna prenda, o inhalar directamente del envase.

La mayoría de los inhalables son disolventes, pero en este grupo también se encuentran gases como el que se usa para limpiar aparatos electrónicos que desplazan el oxígeno del cerebro y pueden producir quemaduras por frío al entrar en contacto con los tejidos del cuerpo. Los llamados “poppers” también son inhalables pero no producen efectos psicoactivos.



¿QUÉ HACEN?

Los inhalables constituyen un grupo muy diverso de sustancias que comparten la vía de administración aunque no necesariamente su estructura química o mecanismo de acción. A pesar de ello, muchos disolventes industriales y algunos gases tienen efectos similares.


El principal riesgo de una intoxicación aguda por inhalables es la muerte. Ésta puede ocurrir por:

La posibilidad de tener un infarto aumenta cuando la persona se asusta o hace un esfuerzo físico importante, como correr para escapar de una situación que considera peligrosa.

Es importante reconocer cuando la vida de una persona esté en peligro por consumo de disolventes. Los signos de alerta son debilidad muscular, dolor en brazos y piernas, calambres, inmovilidad, vómito y diarrea. Estas son señales de niveles bajos de potasio en sangre y requieren tratamiento intrahospitalario inmediato.

No todas las sustancias que se inhalan producen los mismos efectos. El gas que se usa para limpiar aparatos electrónicos no es “aire comprimido” sino un gas que desplaza el oxígeno del cerebro. Por el hecho de estar comprimido a alta presión, roba calor del ambiente cuando sale del envase para regresar a su condición de gas y puede producir quemaduras por frío en la boca, garganta y vías respiratorias.

Aunque no se cuenta con registros, muchas personas inhalan involuntariamente, esto es como consecuencia de un mal uso de productos industriales, pues hacen reparaciones o trabajos sin las medidas de protección y ventilación indicadas. Aunque el patrón de exposición a solventes en estas condiciones difiere del patrón de abuso, los daños orgánicos pueden ser relevantes.

A pesar de ser drogas legales y de que su venta o suministro están prohibidos para menores de edad:

- El tabaco es la droga que más personas mata.

- El alcohol es la droga que más daños causa.

- Los inhalables son las drogas que deterioran más rápidamente.