MENU PRINCIPAL

CIJ Mérida
Diagnóstico del Contexto Sociodemográfico

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO DEL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ MÉRIDA

El consumo de drogas como problema de salud pública, se encuentra estrechamente vinculado con el contexto demográfico y social en que se presenta. Éste representa una totalidad compleja en constante transformación, de modo que se requiere contar con indicadores actualizados que permitan identificar posibles condiciones estructurales relacionadas con el problema, con su forma, distribución y tendencias.

Con este propósito, esta sección contiene algunos aspectos sociodemográficos relevantes, así como una caracterización de las condiciones de vida prevalecientes en el municipio de Mérida, el cual constituye el área de influencia del Centro de Integración Juvenil Mérida.

Estructura y dinámica poblacional

En primera instancia, se exponen enseguida algunos indicadores referentes al municipio, extraídos del Censo de Población y Vivienda 2010 (INEGI, 2010) y que dan cuenta de la estructura y dinámica poblacional, características de las viviendas y hogares, de educación, esperanza de vida y mortalidad, indicadores económicos y de inseguridad.

Según el Censo de Población y Vivienda 2010, el municipio de Mérida contaba con un total de 830,732 personas de las cuales 401,340 son hombres (48.31%) y 429,392 son mujeres (51.69%), lo que representa el 42.5% del total de la población en el Estado de Yucatán. Se observa mayor porcentaje de población femenina en relación a la masculina en los tres niveles: nacional (51.17%), estatal (50.74%) y municipal (51.69%), con una relación de 97 hombres por cada 100 mujeres en el estado de Yucatán. (Cuadro 1.1).

A nivel nacional y estatal, la mediana de edad de hombres y mujeres es inferior a la que se observa en el municipio de Mérida, siendo para los hombres de 28 años y las mujeres de 30 años (nivel municipal). En el estado, la edad mediana es de 26 años para los hombres y de 27 años para las mujeres, a nivel nacional los hombres registran una mediana de edad de 25 y las mujeres de 26 (Cuadro 1.2).

Del total de la población del municipio de Mérida (830,732), el 32.94% tienen de 0-19 años; el 33.44% tiene de 20-39 años; el 21.86% tienen entre 40 y 59 años y de 60 años y más 10.62% (ver Cuadro 1.3.1). A nivel estatal y nacional las edades con mayor porcentaje están ubicadas en el rango de 0-19 años de edad, en tanto que a nivel municipal, el porcentaje más alto se concentra en el de 20 a 39 años. Asimismo se observa un porcentaje mayor en el rango de 60 y más.

Con respecto a la dinámica poblacional, la tasa de crecimiento anual, 2000-2010, a nivel nacional fue de 1.4, mientras que a nivel estatal fue de 1.6 y en el municipio de Mérida fue de 1.8. En el Estado se observa una tasa de mortalidad mayor (5.4) en comparación con el nivel nacional (5.1). (Cuadro 1.5).

En relación al lugar de residencia de población de 5 años y más, en junio de 2005, se reportó que la mayor parte de la población reside en la entidad, siendo un 95.04% a nivel nacional, 96.18% en el estatal y un 94.21% en el municipio de Mérida. Se observa que la residencia en los Estados Unidos, el porcentaje es mayor en el estado de Yucatán (0.29%) en relación a lo reportado en el nivel nacional (0.99%). (Cuadro 1.6.1). Siendo las mujeres en los tres niveles quienes reportan mayores porcentajes de residir en la entidad, mientras que la mayoría de los que residen en los Estados Unidos de América, son hombres, en el caso de Yucatán se reportan porcentajes más altos en el interior del estado (72.78) que en el municipio de Mérida (59.50). (Cuadro 1.6.2).


Vivienda y hogares

El municipio de Mérida presenta menor porcentaje de población que vive en condiciones de hacinamiento 9.38% (21,249 viviendas), en relación a los porcentajes reportados en el Estado 17.68% (88,928 viviendas). (Cuadro 2.1).

Se aprecia que el tipo de hogar familia que predomina es el nuclear, con un 70.91% a nivel nacional, estatal 72.34% y municipal 69.83%. Los hogares familiares ampliados y compuestos en Mérida se encuentran ligeramente por arriba del promedio estatal y nacional. (Cuadro 2.2.1).
Se observa que en los hogares nucleares es donde predomina el mayor porcentaje de jefatura femenina. Del 100% que corresponde a 5, 694,045 (56.91%) a nivel nacional son hogares familiares nucleares con jefatura femenina; del 100% que corresponde a 92,127 (58.09%) a nivel estatal son hogares familiares nucleares con jefatura femenina y en el Municipio de Mérida del 100% que corresponde a 50416 (56.84%) también son hogares familiares con jefatura femenina, esto nos indica que es necesario reforzar el trabajo preventivo con las mujeres. (Cuadro 2.2.2)

Educación

El municipio del Mérida cuenta con una amplia oferta educativa, la población escolar que más asiste a la escuela está comprendida entre los 10-19 años, etapa correspondiente a los niveles de primaria, secundaria y preparatoria, con un 96.26% de asistencia los ubicados en las edades de 10-14 años y 71.24% los que están entre los 15-19 años. En menor porcentaje (36.62%) los comprendidos en las edades de 20-24 años. Estos datos están por arriba de la condición de asistencia escolar a nivel estatal. Por otro lado, tenemos que los que no asisten a la escuela en los grupos etáreos de 10-14, 15-19 y 20-24 años de edad, representan el 2.99%, 28.14% y 62.33%, respectivamente. Es importante resaltar que el 84.06% de la población comprendida entre los 3-9 años asiste a la escuela, esto nos da oportunidad de iniciar el trabajo preventivo a temprana edad con programas encaminados a promover una cultura de la salud con esa población. (Cuadro 2.3.1).

Es importante reforzar el trabajo preventivo en el contexto escolar, no sólo con los alumnos, hay que incorporar a los padres de familia, como sujetos de prevención y poder fortalecer su papel como estructuras de contención, brindándoles herramientas y estrategias para fortalecer las relaciones parentales. Asimismo, los maestros también como estructuras de contención desempeñan un papel importante en la detección temprana de conductas y problemáticas que presentan los alumnos, que de no ser atendidos pueden desembocar en graves consecuencias como la deserción escolar, comportamientos antisociales, uso temprano de alcohol, tabaco u otras drogas.


Salud

Los hombres tienen una  esperanza de vida de 73.1 años, tanto a nivel nacional como en el estado, las mujeres en el Estado de Yucatán, presentan una décima por arriba del nacional con 77.8% vs 77.7% (Cuadro 2.5)

En general la tasa de mortalidad en el estado es de 5.9% en los hombres y 4.9% en mujeres en comparación con el promedio nacional (5.7% y 4.4%, respectivamente). En términos generales los promedios están por debajo en cada grupo etáreo, no ocurre así con el grupo de 75 años y más, donde los porcentajes son ligeramente mayor en el estado. (Cuadro 2.6).

Entre las 5 principales causas de mortalidad general en el estado de Yucatán en 2008, se encuentran las enfermedades del corazón (isquémicas), tumores malignos (estómago, del hígado y de las vías biliares intrahepáticas y tumor maligno del cuello del útero), diabetes mellitus, enfermedades del hígado (enfermedad alcohólica del hígado) y enfermedades cerebrovasculares. Las causas de muerte son similares entre el estado y las reportadas a nivel nacional, con la diferencia de que a nivel nacional se encuentran como una de las 5 causas de mortalidad, los accidentes (de tráfico con vehículos de motor), no siendo así para Yucatán. (Cuadro2.7).

Con respecto a las 5 principales causas de muerte infantil, también existen similitudes entre las reportadas en el estado y los datos nacionales, a excepción de la neumonía e influenza que solo se reporta a nivel nacional y de la septicemia que se presenta en Yucatán, ambas como tercera causa de muerte. Las enfermedades que se reportan son las relacionadas a afecciones originadas en el período perinatal, malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas, enfermedades infecciosas intestinales y accidentes. (Cuadro 2.8).

Los servicios de salud que más se utilizan en el estado son los brindados por el Instituto Mexicano del Seguro Social y por el Seguro Popular con una suma total del 67.69% del total de la población, enseguida se encuentran los servicios proporcionados por el ISSSTE con un 4.92%. El 24.08% no cuenta con ningún tipo de derechohabiencia. En el Municipio de Mérida el 74.89% es derechohabiente, siendo el IMSS, Seguro Popular y el ISSSTE los más utilizados. (Cuadro 2.9).

Economía

La Población Económicamente Activa (PEA) de 12 años y más, para Yucatán representa el 52.49%. Correlativamente la tasa de participación de la población masculina fue de 72.66%, mientras que la de mujeres se situó en 33.21%. En el caso de Mérida, el total fue de 55.05%, para los hombres el 70.63% y para las mujeres, el 40.83%. En lo que respecta a los datos nacionales, el total fue de 52.63%, para hombres el 73.37% y para mujeres el 33.32%. (Cuadro 3.1.1).

Con respecto a los niveles de ingreso de la población ocupada en Mérida, el 41.24% van desde 1 hasta 2 salarios mínimos, mientras que el 54.29% percibe más de 2 salarios mínimos. (Cuadro 3.2).

En lo que se refiere a la ocupación de las personas, tenemos para Yucatán que la tasa de desocupación total era de 2.4, distribuidos por sexo, para los hombres fue de 2.1 y para las mujeres de 3.0. Con respecto a la ocupación en el sector informal, el total fue de 34.1, para los hombres de 31.6 y para las mujeres de 38.2. Contrastando con datos nacionales, en la tasa de desocupación, Yucatán se encuentra por debajo, no así en las actividades económicas informales. Yucatán y específicamente Mérida, la tasa de desempleo es baja, pero con salarios bajos y con un alto porcentaje en el sector informal. (Cuadros 3.3.1 y 3.3.2).

 

Violencia e inseguridad

De acuerdo con el Índice de Inseguridad Ciudadana y Violencia 2010 del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad Ciudadana (ICESI) el 27% de población yucateca mayor de 18 años considera inseguro su estado (promedio nacional: 49%). El Índice de Inseguridad Ciudadana y Violencia asciende en Yucatán a 14.41, que corresponde a un nivel moderado de inseguridad y violencia ciudadana (Cuadro 4).

Síntesis

El contexto sociodemográfico es un factor relevante en la problemática del consumo de drogas en nuestro estado, tomando como referencia que en este momento más del 65% de la población se encuentra entre 0-39 años, siendo el rango poblacional más vulnerable.

A nivel nacional, estatal y municipal, las mujeres predominan en cantidad en relación con los hombres, sin embargo los hombres aún continúan teniendo mayor problema en el consumo de drogas en relación con las mujeres.

En nuestro Estado aún existe un 17% de la población que vive en condiciones de hacinamiento, lo que constituye un obstáculo para la educación y el crecimiento sano de los niños y por ende se convierte en un factor de riesgo.

Si bien es cierto que el municipio de Mérida cuenta con una amplia oferta educativa aún se observan algunas deficiencias en la permanencia de los estudiantes a nivel de preparatoria y el porcentaje baja aún más 36% entre los que dan continuidad a estudios universitarios.

Resulta muy importante culminar este resumen mencionando que los hombres en nuestro Estado participan como población económicamente activa, el doble en relación con la mujeres, siendo además, nuestro Estado, calificado como uno de los más seguros en el país con la calificación que se otorgó en el índice de seguridad ciudadana y violencia, por lo que, delitos violentos y crimen organizado no tienen un impacto en nuestra población.

Las condiciones en el área de influencia en el CIJ Mérida sugieren que en los últimos años se incrementó la capacidad de respuesta y las posibilidades de brindar una atención prioritaria y específica a las diferentes zonas de riesgo que constituyen la prioridad de nuestro Centro.


Condiciones de vida en el área de influencia del CIJ Mérida

Para los fines de este estudio, se realizó una estratificación socio urbana de las zonas que conforman el área de influencia de CIJ, con base en una evaluación cualitativa de la calidad de la urbanización y del equipamiento urbano (pavimentación, agua potable, alcantarillado, drenaje, alumbrado público, teléfonos públicos, etc.), de la suficiencia, accesibilidad y calidad de servicios públicos (electricidad, transporte, líneas telefónicas, mercados, servicios educativos y de salud, vigilancia, etc.), de la calidad y condiciones de mantenimiento de las edificaciones, principalmente de las destinadas a casa-habitación, de la existencia de zonas verdes y recreativas de uso común y de las condiciones de seguridad o inseguridad pública. (Cuadro 5)

 

Descargas en PDF

Diagnóstico del Contexto Socio-Demográfico del área de influencia del CIJ Mérida

Cuadros 1.1 a 4, Gráfica 1

Cuadro 5. Colonias Estratificadas