Cuadro 4.2

MENU PRINCIPAL

CIJ Colima
Diagnóstico del Contexto Sociodemográfico

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO DEL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ COLIMA

Al diagnóstico del consumo de drogas se integran datos para conocer características demográficas, sociales y económicas que estructuran las condiciones de vida de la población, a fin de identificar factores estructurales o coyunturales que subyacen al uso de sustancias y condicionan su forma, distribución y tendencias; información que además nos permite analizar cómo insertarnos con el desarrollo de acciones institucionales. En particular se analizan indicadores demográficos, sociales, de salud, económicos e inseguridad; y se hace un comparativo entre los datos municipales, estatales y nacionales.

Los datos proporcionados para este diagnóstico fueron recopilados de las siguientes fuentes:

- El CENSO de población y vivienda 2010, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

- La publicación Mujeres y hombres en México 2010, realizada por el INEGI y el Instituto Nacional de las Mujeres.

- La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo(ENOE 2011), integrada por el Consejo Nacional de Población.

- El Sistema Nacional de Información de Salud, 2008.

- El Índice de inseguridad ciudadana y violencia del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la inseguridad (ICESI, 2009)

Estructura y dinámica poblacional

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda del 2010 realizado por el INEGI, en el municipio de Colima habitamos 146 904 personas, de las cuales el 48.71% son hombres y el 51.29% son mujeres, estableciéndose una relación de 94.97 hombres por cada 100 mujeres. Mientras que en el Estado el total de habitantes fue de 650 555, de los cuales el 49.62% fueron hombres y el 50.38% fueron mujeres, lo que da una relación casi equilibrada de 98.48 hombres por cada 100 mujeres; de hecho más equilibrada que la media nacional donde de los 112 336 538 habitantes de la República Mexicana 48.83% son hombres y 51.17% son mujeres, por lo que la relación es de 95.43 hombres por cada 100 mujeres. Como podemos observar prevalece el número de mujeres sobre el de los hombres, en especial en el municipio de Colima, pero las diferencias, aunque significativas, no son tan marcadas. (Cuadro1.1)

En cuanto a la edad mediana poblacional, en el municipio de Colima es de 28 años para los hombre y 29 años para las mujeres; mientras que en el estado es dos años menor para ambos sexos, y a nivel nacional la mediana es de 25 años para los varones y 26 para las mujeres (Cuadro 1.2). Lo que pone de manifiesto que predomina población un poco más joven a nivel nacional, que en lo local o estatal, y que las mujeres alcanzan una mediana de edad mayor que los hombres.

Relacionado con lo anterior encontramos en la pirámide poblacional del municipio de Colima, que en primer lugar por su número de habitantes se encuentra el grupo de los 20 a los 24 años, que representan el pico de la pirámide con 9.1%; y de ahí en orden descendente aparecen los grupos de menor edad por un lado, y por el otro presentando una línea más inclinada y que se va desvaneciendo con el paso del tiempo, como es de esperarse, los rangos de mayor edad (Gráfica 1 y Cuadro 1.3.1). Ahora bien, sabemos que los grupos de mayor riesgo para el consumo de drogas están entre los 10 y los 24 años, que suman el 26.44% de la población total, es decir más de la cuarta parte y hacia los que hay que dirigir el mayor esfuerzo preventivo, sin menoscabar la importancia de hacerlo también con la demás población, especialmente con los padres de familia que están formando a los niños y adolescentes. Comparando con los datos estatales el grupo poblacional que ocupa el primer sitio es el de los 15 a los 19 años con un puntaje de 9.58%. A nivel nacional se da otro fenómeno, el grupo poblacional más amplio se ubica de los 5 a los 9 años, que representan el 9.83%, lo que puede relacionarse con una alta tasa de natalidad en el país; con una centésima menos se encuentra la población de 15 a 19 años, seguida en tercer sitio el grupo de los 10 a los 14 con un porcentaje 9.74%. Es decir, a nivel nacional predomina población más joven que en el estado y aún más joven que en el municipio de Colima. En cuanto a las diferencias por rangos de edad y sexo en el municipio de Colima, encontramos que en el grupo de 20 a 24 años, que representa el de mayor índice de población con 9.1%, el 4.44% son hombres y 4.66% mujeres, de ahí en orden ascendente sigue predominando en número de mujeres, mientras que en orden descendente se invierte la proporción sobresaliendo el número de hombres sobre el de mujeres, a excepción del rango de 0 a 4 años (Cuadro 1.3.2). Lo anterior puede relacionarse entre otras causas, a una mayor tasa de mortalidad en hombres que en mujeres en la población adulta, debido a que los hombres suelen desarrollar conductas de mayor riesgo o temerarias.

Por otra parte en cuanto a la densidad poblacional, que se refiere al número de personas que habitan en un kilómetro cuadrado, en el estado d Colima es de 115.6, mientras que a nivel nacional es de 57.3 (Cuadro 1.4), es decir poco más del doble en el estado en relación al país, lo que probablemente se relaciona con lo pequeño de su territorio y su crecimiento demográfico.

En relación con el crecimiento poblacional, la tasa media de crecimiento anual reportado por el INEGI del 2000 al 2011 fue en el estado de 1.8, por arriba del nivel nacional que fue de 1.4 (Cuadro 1.5), lo que probablemente tiene que ver con ser un estado al que se vienen a vivir un número importante de personas de estados cercanos, también puede relacionarse con la tasa global de fecundidad de 1.9, aunque es menor al de la media nacional de 2.1 (CONAPO); por otra parte la tasa de mortalidad es igual tanto en el estado como en el país, de 5.1 (Secretaría de Salud).

Otro punto a tratar sobre la población de 5 años y más por lugar de residencia en junio de 2005 (Cuadro 1.6.1). Analizando los datos que aporta INEGI sobre el Municipio de Colima encontramos que el 90.71% vivían en la entidad, 6.83% en otra entidad, 1.90% en los Estados Unidos de América y 0.14% en otro país; muy parecidos a los puntajes que se reporta para el estado, de hecho la mayor diferencia porcentual es de 0.52% al comparar la residencia en la entidad en el municipio con la del estado, siendo en éste último menor; pero sí hay diferencias más marcadas en el comparativo con el promedio nacional, en el que 95.04% vivían en la entidad, 3.28% en otra entidad, 0.99% en los Estados Unidos de América y 0.09% en otro país; lo que pone de manifiesto que hay más movilidad en la población del municipio y del estado de Colima que a nivel nacional, tanto al interior de la República como al exterior. Un dato interesante tiene que ver con la población que emigra a los Estados Unidos y que luego retorna a la entidad, por todos los factores de riesgo y el impacto psicosocial que esto implica. Ahora bien si observamos las diferencias por sexo (Cuadro 1.6.2), nos percatamos de que existe más permanencia en las mujeres en la entidad en comparación con los hombres en los tres niveles, aunque las diferencias porcentuales no son tan marcadas, solo un poco más altas a nivel nacional donde del total de la población que residía en la entidad el 51.66% eran mujeres y 48.34% eran hombres; en cuanto a las personas que en el 2005 o antes residían en otra entidad las diferencias entre sexos son mínimas, ligeramente más elevada a la media nacional en el municipio y en el estado, en este caso la mayor diferencia por sexo la encontramos en el municipio de Colima donde el 50.55% de mujeres estaban en otra entidad en ese tiempo en comparación con el 49.45% de hombres, diferencia de 1.1%. Ahora bien en el rubro de la residencia en Estados Unidos de América, las diferencias entre sexos se disparan, siendo mucho más los hombres que emigran que las mujeres, y esta es una situación generalizada a nivel nacional donde del total de personas que lo hacen el 69.56% son varones y el 30.44% son mujeres, lo que equivale a 39.12 puntos; a nivel estatal y municipal la diferencia es menor que la nacional pero también alta, de 23.34 puntos porcentuales y 25.52 respectivamente, no obstante cabe señalar que hay un porcentaje más alto de mujeres del municipio y del estado que señalaron residir en Estados Unidos de América en comparación del dato a nivel nacional. La migración a otros países es mucho menos frecuente, pero cuando ocurre es mayor en hombres que en mujeres, aunque las diferencias porcentuales no son tan marcadas como lo son con EUA; en este caso la mayor diferencia por sexo la encontramos en el estado, donde de las personas que residieron en otro país, 58.19% fueron hombres y 41.81% mujeres, diferencia de 16.38 puntos; enseguida se encuentra al municipio de Colima con una diferencia porcentual de 5.32% entre sexos, con predominio de hombres como ya se mencionó; por tanto la diferencia porcentual es menor a nivel nacional, de 2.38%.

En síntesis en todos los niveles (municipal, estatal y nacional) el número de mujeres es mayor que el de hombres, aunque no con diferencias tan marcada, ligeramente mayor fue la diferencia en el municipio de Colima cuya relación es de 94.97 hombres por cada 100 mujeres. En cuanto a la edad predomina población más joven a nivel nacional, que en el estado y en el municipio de Colima, en este último la mediana es de 28 años para los hombres y 29 para las mujeres, mientras que a nivel nacional es de 25 años para los hombres y 26 para las mujeres, y en todos los niveles las mujeres alcanzan mayor edad que los hombres, de hecho en el municipio de los 20 años en adelante hay más mujeres que hombres, situación que se revierte para menores de 20.

En el estado la densidad poblacional es de poco más del doble que a nivel nacional, lo que puede deberse a lo pequeño de su territorio y su crecimiento demográfico, su tasa de crecimiento poblacional anual fue de 1.8, más alto que el promedio nacional de 1.4; mientras que la tasa global de fecundidad es ligeramente menor en el estado que a nivel nacional.

En cuanto a la movilidad de la población, tanto al interior como al exterior de la República, es mayor en el municipio y en el estado que a nivel nacional; en todos los niveles hay más permanencia de mujeres en la entidad que de hombres, aunque con diferencias porcentuales mínimas; por otro lado aunque en general es bajo el porcentaje de personas que llegan a residir en EUA, y aún más bajo en otro país, cuando ocurre son más los varones los que lo hacen que las mujeres, especialmente cuando se trata de EUA y a nivel nacional.

Vivienda y hogares

Según el Censo de Población y Vivienda 2010, de 3157 viviendas particulares en el municipio de Colima, el 7.75% viven en condiciones de hacinamiento, mientras que para el estado el puntaje es de 10.54% y para el país en general de 14.09% (Cuadro 2.1); podemos considerar entonces que a pesar de la densidad poblacional en el municipio se vive en mejores condiciones en lo que respecta a este rubro.

En cuanto a la composición familiar en el municipio de Colima de 35,420 hogares, 72.55% son nucleares, 24.79% son ampliados (hogar nuclear y al menos un pariente) y 1.68% compuestos (hogar nuclear o ampliado y al menos un integrante sin parentesco); muy similares son los datos estatales 73.15% son hogares nucleares, 24.12% ampliados y 1.86% compuestos; una mayor diferencia, aunque no muy marcada, la encontramos al comparar esta información con los datos nacionales, siendo menor el porcentaje de hogares nucleares a nivel nacional que en el Municipio y Estado de Colima, y más elevado el porcentaje de hogares ampliados, 70.91% y 26.54% respectivamente. En cuanto a los hogares compuestos los porcentajes son muy bajos en todos los niveles, unas décimas más a la media nacional, cuyo porcentaje es de 1.51%, mientras que el estatal es de 1.86% y el municipal de 1.68%.(Cuadro 2.2.1).

Del total de hogares familiares registrados a nivel nacional el 22.34% son encabezados por una mujer (jefatura femenina), porcentaje un poco más alto en el estado que es de 23.98% y todavía mayor en el municipio, 27.30%; ahora bien de los 9,671 hogares familiares con jefatura femenina en el municipio, 56.86% son hogares nucleares, 37.30% son ampliados y 2.15% son compuestos; nuevamente los porcentajes estatales son muy parecidos a los municipales, 59.79% en hogares nucleares, 36.84% son ampliados y 1.97% son hogares compuestos. Existe nuevamente más diferencia con los datos nacionales donde el porcentaje de hogares nucleares y de los compuestos son menores que el estatal y el municipal, 56.91% y 1.72% respectivamente, y son porcentualmente más los hogares ampliados, 39.58% en esa misma relación.

Concluyendo: hay menos hacinamiento en el municipio de Colima que a nivel estatal y nacional, lo que contribuye a mejores condiciones de vida. Predomina en todos los niveles los hogares nucleares, principalmente en el estado y luego en el municipio; en segundo lugar están los hogares ampliados, aunque en el estado y en el municipio están por debajo de la media nacional; y en mucho menor escala se encuentran los hogares compuestos, que en el municipio y luego en el estado están ligeramente por arriba del promedio nacional.

De estos hogares un porcentaje considerable están encabezados por una jefatura femenina, lo que pone de manifiesto estructuras familiares diferentes a la tradicional, el porcentaje más elevado corresponde al municipio de Colima con un 27.30%; al estructurarse la familia con jefatura femenina reduce el número de hogares nucleares y aumenta el de hogares ampliados, pues en muchas ocasiones viven con algún familiar, sin embargo siguen predominando los hogares nucleares.

Educación

De acuerdo con datos del INEGI sobre la condición de asistencia escolar en población de 3 años y más, en el municipio de Colima (Cuadro 2.3.1) del total de la población el 30.45% asiste a la escuela y 68.50% no lo hace; en el estado (cuadro 2.3.2) el 30.30% asiste y 68.71% no, mientras que a nivel nacional (Cuadro 2.3.3) 30.55% acude y 68.39% no acuden; es decir el grado de asistencia escolar de su población total es mayor a nivel nacional, y tanto el municipio como el estado se ubican ligeramente por debajo de esa media. Cabe mencionar que en los tres niveles la cobertura escolar es amplia de los 3 a los 14 años y va disminuyendo considerablemente conforme avanza la edad; el rango de edad con mayor puntaje de asistencia en los 3 casos es el de los 10 a los 14 años, seguida por el rango de los 3 a los 9 años. Una marcada deserción escolar se da a partir de los 15 años, lo que puede coincidir en algunos casos con el inicio del consumo de drogas, recordando que la edad promedio de inicio es de los 15 a los 19 años, precisamente en este rango de edad la inasistencia en el municipio, aunque alta, de 31.46%, está por debajo de la del estado de 38.68% y de la nacional de 42.70%.

De un total de 108,326 habitantes del municipio de Colima, 51,133 cursaron algún grado de educación media superior o estudios posteriores, lo que corresponde al 47.20% de la población, mientras que 56,865, que representa el 52.49%, no tienen ningún grado de educación media superior. Observamos que un buen número de adolescentes de 15 a 19 años, a los que secuencialmente les correspondería el inicio y término de su educación media superior, no la llevaron a cabo, es decir el 48.48%; en contraste con esto en el siguiente rango de edad, de los 20 a los 24 años, aparece el índice más elevado de personas con algún grado de estos estudios u otros estudios posteriores, con un porcentaje de 65.43%, seguidos en puntaje por el siguiente grupo de edad, de 25 a 29 años con 59.24%; la suma de estos tres grupos de edad representan el 43.95% del total de personas que cursaron con algún grado de educación media superior u otros estudios posteriores. De los 30 años en adelante la tendencia es a la disminución en cuanto al número de personas que estudiaron más allá de la secundaria, los porcentajes más bajos los encontramos en personas de 55 años o más (Cuadro 2.4.1). Comparando los datos Estatales (Cuadro 2.4.2) y los Nacionales (Cuadro 2.4.3) con los del municipio de Colima (Cuadro 2.4.1) encontramos en este último un mayor nivel educativo como lo muestran las siguientes cifras: 47.20%  en el municipio cursó algún grado de educación superior o estudios posteriores, en el estado lo hicieron 38.77%, y a nivel nacional el 35.83%.

En los tres niveles encontramos una amplia cobertura escolar de los 3 a los 14 años, y una elevada deserción a partir de los 15; de hecho en el rango de 15 a 19 años que corresponde a su curso por la educación media superior (y que ya se declaró como parte de la educación básica a finales de este sexenio), el porcentaje de asistencia escolar en el municipio es de 51.18% del total de esa población, apenas arriba de la mitad, mientras que a nivel estatal y nacional las cifras son más preocupantes 43.54% y 39.59% respectivamente. Son elementos muy importantes a tomar en cuenta para nuestra tarea institucional, pues la deserción escolar representa un factor de riesgo y más aún en ese rango de 15 a 19 años, que también es la edad promedio de inicio en el consumo de drogas.

Aunque por un lado nos percatamos de que el nivel educacional fue aumentando en generaciones recientes, en general sigue siendo bajo, aunque un poco más favorable para el municipio de Colima que alcanza un grado de escolaridad más alto en relación al nivel estatal y nacional.

Salud

Según datos del INEGI la esperanza de vida en el estado de Colima es de 75.8 años, un poco más alto que el nivel nacional que es de 75.4. Haciendo un comparativo por sexo encontramos que la esperanza de vida tanto en el estado como en el país, es mayor para las mujeres que para los hombres, y más elevada también para ellas en el estado que a nivel nacional, 78.3 y 77.8 años respectivamente. (Cuadro 2.5)

La tasa de mortalidad en el estado de Colima es en general de 5.8 para los hombres y 4.5 para las mujeres, ambas un punto arriba del nivel nacional que es de 5.7 para los hombres y 4.4 para las mujeres, en ambos caso como podemos observar la tasa de mortalidad es menor en mujeres que en hombres (Cuadro 2.6). Sabemos que la tendencia en las tasas de mortalidad aumenta conforme se avanza en la edad, aunque como podemos observar el riesgo de muerte es relativamente elevado de los 0 a los 4 años, aunque estas tasas son más bajas en el estado de Colima en comparación con la media nacional. Ahora bien, de los rangos de 15 a 54 años, población considerada como en edad productiva, la tasa de mortalidad más elevada se encuentra en el rango de 45 a 54 años, que para el estado de Colima es en los hombres de 9.7 y 9.3 para las mujeres; mientras que a nivel nacional es más alta la tasa de mortalidad para los hombres y más baja para las mujeres en comparación con el estado, 10.6 para los hombres y 8.2 en las mujeres. Por otra parte de los 15 a 24 años, que se considera también el rango de edad con porcentajes de consumo de drogas más elevado, la tasa de mortalidad para el estado de Colima en hombres es de 3.5 y de 2.3 para mujeres, por debajo de la media nacional en los varones y arriba de la media en las mujeres, 4.7 y 2.2 respectivamente. Cabe señalar que entre los 15 a los 44 años la mortalidad en hombres es casi el doble que en las mujeres, después se iguala; en estos rangos de edad las tasas de mortalidad reflejan el deterioro de condiciones de vida y también se relacionan en una alta medida con accidentes y agresiones, factores con frecuencia relacionados con el consumo de drogas.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud DGIS 2008 y del CONAPO 2006, las principales causas de mortalidad en el Estado de Colima son: enfermedades del corazón (enfermedades isquémicas); diabetes mellitus; tumores malignos (de tráquea, bronquios, pulmón, de próstata y del cuello del útero); accidentes (de tráfico de vehículos de motor) y enfermedades del hígado (enfermedad alcohólica). Dichas enfermedades no difieren de las que se reportan como principales en el país y aparecen en el mismo orden. (Cuadro 2.7)

En cuanto a las principales causas de mortalidad infantil en el Estado de Colima aparecen en el siguiente orden: ciertas afecciones originadas en el período perinatal (hipoxia intrauterina, asfixia y otros trastornos respiratorios); malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (malformaciones congénitas del sistema circulatorio); septicemia; accidentes (de tráfico de vehículos de motor) e infecciones respiratorias agudas, excepto neumonía e influenza. Comparando estos datos estatales con los nacionales coinciden en las dos principales enfermedades y en la cuarta, pero se diferencian en que la tercera causa de muerte infantil a nivel nacional es la neumonía y la influenza, y la quinta son las enfermedades infecciosas intestinales. (Cuadro 2.8)

Ahora bien en cuanto a la condición de derechohabiencia a servicios de salud, encontramos que en el municipio de Colima el 81.80% de su población es derechohabiente, muy parecida a la situación estatal que es de 81.27%; y ambos considerablemente arriba del nivel nacional, donde el 64.55% de la población cuentan con algún tipo de seguro médico. De manera que en el municipio solo el 16.15% de sus habitantes no son derechohabientes, en el estado 17.34% y a nivel nacional el 33.85%. Predominan los afiliados al IMSS, luego al Seguro Popular y enseguida al ISSSTE, siendo en los tres casos mayor el número de derechohabientes en el municipio y en el estado de Colima, que el del promedio nacional (Cuadro 2.9).

Sintetizando las condiciones de salud parecen mejores para el municipio y el estado de Colima que para el país en general, la esperanza de vida es más alta y hay una mayor cobertura de servicios médicos a los que acceden.

En todos los niveles la esperanza de vida en mujeres es más alta en relación a los hombres y él índice de mortalidad más bajo, lo que probablemente se relaciona con las diferencias de roles sexuales que llevan por una parte a más conductas de más autocuidado en ellas y menos exposición al peligro; por otra parte el índice de consumo de drogas (que se puede asociar a algunas de las principales causas de muerte como las del corazón, el hígado y accidentes) sigue siendo menor en las mujeres.

Economía

La tasa de participación económica (PE) en el municipio de Colima es en total de 57.13, la tasa para hombres es de 71.93 y para mujeres de 43.39, una diferencia muy significativa entre sexos (Cuadro 3.1.1). En comparación con la tasa estatal total no hay mucha diferencia, ésta es de 57.97, pero por sexo sí hay mayores diferencias, en el estado la tasa de PE para hombres es mayor que la municipal, es de 75.08, y en el caso de las mujeres es menor que la municipal, de 41.40. En cambio a nivel Nacional la tasa de PE total es menor a las dos anteriores, de 52.63, no hay mucha diferencia en cuanto a la tasa para hombres, que de hecho se encuentra intermedia a la municipal y la estatal, es de 73.37, pero en cuanto a las mujeres a nivel nacional las diferencias crecen aún más, ya que su tasa de PE es de 33.32. Es decir a nivel estatal la participación económica total es mayor, seguida de los datos municipales y por último los nacionales; en lo que se refiere a los varones las tasas se mantienen parecidas en los tres niveles, pero para las mujeres las diferencias en relación a los hombres se incrementan mientras aumenta el nivel, se encuentra una mayor participación económica de las mujeres en el municipio, luego en el estado y por último a nivel Nacional.

En el rango de 15 a 19 años empieza a subir la participación económica, y aún más de los 20 a los 24 años, ambos rangos considerados de alto riesgo para el consumo de drogas. Haciendo un comparativo entre estos rangos a nivel estatal se encuentran las tasas más elevadas de participación económica, después las del municipio y por último la tasa nacional.

Ahora bien en el municipio de Colima de esta población ocupada el 31.97% reciben un ingreso de 2 o menos salarios mínimos (Cuadro 3.2), dato importante considerando que se trata de la población con mayor pobreza.

Aunado a esto se encuentra la tasa de desocupación que en el estado de Colima en el cuarto semestre del 2011 fue de 4.5, comparando por sexo en el estado la desocupación en mujeres fue mayor a la de hombres, de 4.9 para ellas y 4.2 para los varones. En el mismo trimestre la tasa de desocupación estatal fue un poco más baja que la nacional, esta última de 4.8. Esta falta de empleo formal que trata de compensarse con un empleo informal, prevalece más a nivel nacional que en el estatal, las tasa son de 29.2 y 20.5 respectivamente. (Cuadro 3.1.1)

En síntesis parece haber mejores condiciones de empleo en el municipio y el estado de Colima que a nivel nacional, las tasas de ocupación son más elevadas y las de desocupación más bajas. Las tasas de participación económica son más altas en hombres, pero la diferencia de esta participación entre sexos es menor a nivel municipal, luego en el estatal y por último a nivel nacional, es decir hay más mujeres en el municipio con participación económica que en los otros niveles.

El 31.9%  de esta población económicamente activa en el estado, percibe un bajo ingreso, de 2 o menos salarios mínimos, lo que también pone de manifiesto su baja capacidad para solventar sus necesidades, y esta situación económica en general empeora considerando la tasa de desocupación, aunque para el estado es más baja que a nivel nacional, es de 4.5.

Violencia e Inseguridad

De acuerdo ICESI (Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad Ciudadana) el 27% de la población en Colima mayor de 18 años considera inseguro su estado, mientras que el promedio nacional es de 49%. El índice de inseguridad ciudadana y violencia asciende en Colima a 24.18, que corresponde a un nivel moderado. (Cuadro 4)   

Condiciones de vida en el área de influencia del CIJ Colima

Una vez que contamos con un diagnóstico del contexto sociodemográfico integrado por indicadores demográficos, sociales, de salud, económicos y de inseguridad a nivel municipal (y teniendo como marco de referencia también un comparativo con el nivel estatal y el  nacional); es conveniente focalizarnos a las zonas de influencia de nuestra unidad operativa, integrando el diagnóstico mencionado con el de estratificación sociourbana y nivel de riesgo por colonias, el cual fue en esta ocasión una actualización de la realizada en el 2007, obtenida por medio de recorridos de zona y observación estructurada.

En este caso el municipio de Colima es muy pequeño por lo que CIJ tienen o puede tener una amplia influencia en las 128 colonias que lo componen, la gran mayoría de éstas, 73 colonias en total, se consideran en un estrato medio bajo, 29 en nivel alto, 22 medio alto y 4 en nivel bajo, esta estratificación se realiza considerando el grado y calidad de urbanización, de servicios públicos, estado de las edificaciones, zona ambiental e inseguridad pública. Es decir de manera general el municipio cuenta con una adecuada estratificación sociourbana. (Cuadro 5)

Descargas en PDF

Diagnóstico del Contexto Socio-Demográfico del área de influencia del CIJ Colima

Cuadros 1.1 a 4, Gráfica 1

Cuadro 5. Colonias Estratificadas




www.cij.gob.mx | www.cij.org.mx