cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1

Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2

Gráfico

EBCO RP

MENU PRINCIPAL

CIJ León
Diagnóstico del Consumo de Drogas

DIAGNÓSTICO DEL CONSUMO DE DROGAS EN EL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ LEÓN

El problema del consumo de drogas es una cuestión de salud pública que ha ido en aumento, no sólo para el individuo que consume sino también para la familia, sociedad y gobierno, ya que cada vez son mayores las cifras de consumo tanto de tabaco y alcohol, así como de drogas ilícitas, complejizado aún más la problemática. Por esta razón es preciso conocer la información registrada para saber la dimensión exacta, conociendo las cifras que han arrojado los estudios sobre el consumo de drogas en nuestro país, estado y localidad, lo cual nos permite observar los cambios en la situación epidemiológica a través de los años. Es por eso que en este apartado analizaremos los indicadores que permitan conocer posibles condiciones estructurales relacionadas con el problema de las adicciones, con su forma, distribución y tendencias.

Encuesta Nacional de Adicciones

En este apartado analizaremos de forma comparativa los datos tanto a nivel nacional, estatal y en nuestro municipio para tener elementos claros sobre la problemática a la cual nos enfrentamos, cabe aclarar que aunque se está realizando la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 aún no se cuenta con su publicación para nuestro análisis, por lo que nos basaremos en los datos existentes (ENA, 2008) sobre consumo de alcohol, tabaco y otras drogas. Así como con estudios en pacientes solicitantes de los servicios de Centros de Integración Juvenil (CIJ).

Consumo de tabaco

Según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 respecto a la prevalencia del consumo de tabaco por primera vez en la vida, en la población adulta de 18 a 65 años en el estado de Guanajuato (Cuadro 1.2) obtenemos que el total de la población que ha consumido es de 34.8%, se observa que un 65.2% no ha consumido siendo mayor esta cifra. En los datos comparativos por sexo hay más consumidores hombres (48.7%) que mujeres (22.9%) en el estado. La edad de inicio del consumo del tabaco entre sexos, no se ven diferencias entre hombres y mujeres, ya que ambos comienzan a la edad de los 18 años. (ENA 2008, Tabaco, Guanajuato: p. 24).

Referente a la población que aún se encuentra activa en consumo de tabaco en el estado de Guanajuato se encuentra que hay un 23.2% (Cuadro 1.5), manteniéndose el mayor porcentaje en hombres (34.4%), que en mujeres (13.5%). El porcentaje de los ex-fumadores es menor con un 11.6% con respecto a los fumadores activos en la población de 18 a 65 años, observando que en los hombres hay mayor porcentaje de ex-fumadores (14.2%) que ex-fumadoras (9.4%).

A nivel nacional (Cuadro 1.6) el 85.1% de los adolescentes nunca ha fumado, de la misma manera el 59.8% de los adultos, con un porcentaje total de 64.4% y teniendo que sólo el 18.5% de la población total es fumador activo y el 17.1% son ex-fumadores. Además se encuentra que sólo el 0.6% de adolescentes y el 2.6% de los adultos han cursado algún tratamiento para dejar de fumar a nivel nacional (Encuesta Nacional de Adicciones 2008, Tabaco: p. 33), mientras que en el estado de Guanajuato, el 5.1% ha intentado abandonar el cigarrillo siguiendo un tratamiento especializado (ENA 2008, Tabaco, Guanajuato: p. 26).

Consumo de alcoholLa información de alcohol publicada en la Encuesta 2008 de la que se tomaron los datos de esta sección fue ajustada en 2011, por lo que se sugiere tomar los datos con cautela.(1)

En la República se encontró que la población masculina entre los 12 a 17 años que consume alcohol en forma de abuso/dependencia representa el 3.6%, en contraste al 11.1% de población masculina, situada entre los 18 a 65 años. En esta misma situación las mujeres presentan una cifra menor que en los hombres, registrándose un 2.1% en el rango de 12 a 17 años y 1.6% en la población de 18 a 65 años. (Cuadro 2.1). Las adolescentes reportan mayor consumo problemático que las mujeres adultas, es importante señalar que la población masculina entre los 18 a 65 años reporta los porcentajes más elevados de consumo, en la categoría de bebedores altos con un 45.6% al igual que las mujeres con un 16.8%. (Cuadro 2.1).

En el Estado de Guanajuato la población comprendida entre los 12 a 17 años registra un porcentaje en las categorías de consumo diario en hombres de 0.5% y en mujeres aún no hay registro; sin embargo, tenemos más porcentajes altos en las edades de 18 a 65 años respecto a la categoría bebedores altos, siendo más en los hombres con un 37.6% y en mujeres con un 13.0%: En la clasificación de abuso/dependencia en el rango de 12 a 17 años tanto en los hombres como en las mujeres se registra 0.7% a diferencia del nivel nacional en el que el 3.6% de los adolescentes ya tienen un consumo problemático. (Cuadros 2.1 y 2.2).

Respecto a los datos nacionales nos encontramos que los adolescentes hombres tienen un porcentaje alto (11%), en el estado de Guanajuato ligeramente supera el porcentaje con un 11.7%, pasa lo mismo con las mujeres, ya que a nivel nacional tenemos 7.1% y a en Guanajuato tenemos un 8.9%, lo cual nos habla que los adolescentes, tanto hombres como mujeres se encuentran en riesgo, pues a partir de que aumentan la edad tienen más riesgo de incrementar su consumo, además de consumir otras drogas. (Cuadros 2.1 y 2.2)

Consumo de drogas ilegales

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, el consumo de drogas alguna vez en la vida, según edad y sexo en el estado de Guanajuato, el mayor porcentaje corresponde a cualquier droga (6.9%), este porcentaje corresponde un 5.7% a drogas ilegales y 1.2% a drogas médicas (Cuadro 3.3).

El rango de edad en el que se da mayor consumo en cualquier droga es de 18 a 34 años, tanto para hombres como para mujeres, lo que refiere al consumo de drogas ilegales el rango de edad también es el de 18 a 34 años, con un 9.9% en los hombres y 5.8% para las mujeres a diferencia del rango de 12 a 17 años en el que hay menor consumo tanto para hombres (5.8%) como para mujeres (1.7%). El consumo de drogas médicas es mucho menor al consumo de drogas ilegales tanto para hombres (1.0% y 7.9% respectivamente), como para las mujeres (1.2% y 5.7%) (Cuadro 3.3). En los hombres de 35 a 65 años se identifica el mayor porcentaje de uso de drogas médicas (2.1%). Asimismo, el mayor consumo de drogas médicas en la mujer es el rango de 35 a 65 años con 1.4%. Un dato interesante en cuanto a las drogas médicas es que en los hombres hay un claro aumento del consumo a partir de los 35 años (2.1%) y en las mujeres el rango más vulnerable es el de los 12 a 17 años, esto nos indica que en cada rango poblacional se deben reforzar las estrategias preventivas acorde a las características y riesgos del mismo.

Con respecto al consumo de drogas, tanto a nivel nacional como estatal no se encontró diferencia, ya que en ambos el mayor porcentaje corresponde a la ingesta de cualquier droga (5.7% y 6.9% respectivamente), pero se observa que es mayor el porcentaje de consumo de cualquier droga en el estado que a nivel nacional y esto se repite en tanto drogas ilegales con un 5.2% a nivel nacional con un 5.7% a nivel estatal y drogas médicas con un 1.0% contra un 1.2 % a nivel estatal.

Referente al consumo de drogas alguna vez en la vida en las mujeres la diferencia si es alarmante, ya que a nivel nacional las mujeres consumen en menor porcentaje, cualquier droga (2.6%), drogas ilegales (1.9%) y drogas médicas (0.8%) contra 6.9%, 5.7% y 1.2% a nivel nacional, esto nos habla que se debe prestar mayor atención en la prevención de consumo en las mujeres en el estado sin dejar de lado a los hombres. (Cuadros 3.3 y 3.1)

En el estado de Guanajuato se identifican como sustancias de mayor consumo alguna vez en la vida, ocupando el primer lugar la mariguana (3.1%), la cocaína en segundo con 2.1%, en tercer lugar los inhalables con 0.8% y en cuarto lugar los tranquilizantes con 0.6%. Contrastando los datos de las sustancias identificadas de mayor consumo de acuerdo a la diferencia por sexo encontramos que el consumo de mariguana es mayor en hombres que en mujeres 4.5% y 1.8% respectivamente, referente al consumo de la cocaína los datos en ambos sexos son similares en hombres es de 2.0% y en mujeres de 2.1%. En el caso de los inhalables el mayor consumo se da en hombres con un 1.3% y en mujeres equivale al 0.4%. Finalmente en cuanto al uso de tranquilizantes se percibe semejanza entre las mujeres con un consumo de 0.7% y en los hombres del 0.6%. (Cuadro 3.5).

Realizando una comparación con los porcentajes estatales y nacionales se identifica como de mayor consumo alguna vez en la vida, se analiza lo siguiente: la mariguana es la sustancia de mayor consumo a nivel nacional con 4.2% y 3.1% a nivel estatal, misma situación. La cocaína a nivel nacional ocupa también el segundo lugar al igual que en el estado con 2.4% y 2.1% respectivamente, los inhalables con un mayor consumo a nivel estatal siendo de 0.8% a comparación con el nivel nacional de 0.7% (Cuadros 3.5 y 3.4)

A nivel estatal tanto nacional respecto al sexo las cifras son considerables, ya que en los hombres el consumo de mariguana a nivel nacional es de 7.2% y a nivel estatal se presenta un 4.5% de consumo, las mujeres manifiestan un 1.8% de consumo a nivel estatal, mientras a que a nivel nacional se observa un 1.4%. La cocaína a nivel nacional registró un 4.1% y a nivel estatal un 2.0% en hombres, en las mujeres esta misma sustancia fue de 2.1% en el estado mientras que a nivel nacional fue de 0.7%. Por último los inhalables se registró la misma cifra en los hombres (1.3%) y en las mujeres a nivel estatal fue de 0.4% y 0.2% a nivel nacional duplicándose la cantidad. (Cuadros 3.5 y 3.4)

Referente a la edad de inicio del consumo de drogas por sustancia, en el estado de Guanajuato encontramos que el rango de edad que presenta mayor porcentaje en el rubro de cualquier droga es el de 18 a 25 años de edad (56.2%) seguido del de 17 años o menos (34.2%), esto nos muestra que este grupo es mucho más vulnerable. (Cuadro 3.7) Además de que uno de los porcentajes altos respecto al consumo de drogas por sustancias son los inhalables a la edad de 18 a 25 años con un porcentaje del 74.9%, el cual rebasa el porcentaje nacional (38.5%).

A nivel nacional encontramos que el grupo de edad el más vulnerable es el de los 17 años o menos con un porcentaje de 50.8%, seguido del rango de 18 a 25 años de edad (38.9%) (Cuadro 3.6), los mayores porcentajes se encuentran en el grupo de 17 años o menos, de acuerdo a sustancias tenemos que los inhalables ocupan el primer lugar con 63.3%, la mariguana con 55.7% y los sedantes con 50.9%. Para el grupo de 18 a 25 años, las principales sustancias de mayor consumo son: alucinógenos (53.1%), cocaína (48.5%) y heroína con 45.7%. Las drogas con mayor porcentaje en el estado (mariguana, cocaína e inhalables) difieren a nivel nacional. (Cuadro 3.6)

En lo referente a las personas que han consumido drogas regaladas en el estado de Guanajuato en comparación con las drogas compradas de las edades de los 12 a 65 años observamos que hay mayor porcentaje de drogas regaladas con un 13.4% con un 6.4% de drogas compradas en la población total; sin embargo, en lo que respecta a la diferencia de sexos en esta área nos encontramos que a los hombres (20.8 %) se les ofrecen más droga regalada en comparación con las mujeres (7.0%). El rango de edad para los hombres en donde se les ofrece más droga regalada es a los 26 a 34 años e igual para que en esta edad compren droga, en el caso de las mujeres el rango de edad más vulnerable es de los 12 a 25 años, siendo al igual vulnerables este mismo rango para la compra de droga.

Comparados estos datos a nivel nacional nos encontramos que también el mayor porcentaje de personas que le ofrecen droga (7.0%) que a las que compran (2.4%). No difieren los datos a nivel nacional ya que tenemos los mismos rangos de edad más vulnerables tanto para hombres como para mujeres. (Cuadro 3.9)

Con respecto a las necesidades de atención de la población por el consumo de drogas de 12 a 65 años en el estado de Guanajuato, observamos que la atención a nivel preventivo que más se requiere es la universal, ya que se encuentra que un 82.9% de la población no consume, seguida de la prevención indicada y selectiva con un 10.1 % y 6.7 % respectivamente. Dejando un menor porcentaje al tratamiento con un 0.2 % de la población con dependencia. (Cuadro 3.10). La edad en la que se tiene mayor exposición a la prevención en el estado de Guanajuato es de los 12 a 25 años de edad (28.7%) seguido por el rango de 26 a 34 años (13.3%) y por último el rango de 35 a 65 años (11.0%). (Cuadro 3.11)

Actualización de datos de la Encuesta Nacional de Adicciones 2011

Consumo de alcohol, tabaco y drogas en la Región Centro La Región Centro comprende los estados de Guanajuato, Hidalgo, México, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala.(2)

Según la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, en el país el consumo de alcohol es principalmente masculino. Tanto entre la población general de 12 a 65 años como en la adulta de 18 a 65, el consumo alguna vez en la vida está por encima del 80% entre los hombres y por encima del 60 % entre las mujeres, mientras que la dependencia es claramente mayor entre los primeros (por encima del 10%) que entre las segundas, menos del 2%. En los adolescentes de 12 a 17 años la situación es notoriamente distinta, el consumo se presenta en más de la tercera parte de esta población y las diferencias entre ambos sexos son mucho menores: alguna vez en la vida 46% hombres y 39.7% mujeres; consumo del último año 31.8% hombres y 28.1% mujeres,  lo que muestra que el nivel de consumo femenino de alcohol es alto y se encuentra casi a la par que el masculino. Esto es particularmente preocupante, ya que la dependencia en ambos sexos también tiende a igualarse: hombres 6.2% y mujeres 2%, hay entre ellos 4.2 puntos de diferencia, mientras que entre población adulta las diferencias alcanzan los 9 y 10 puntos porcentuales. (Cuadro 6.1)

Según la misma encuesta, en la Región Centro, el consumo de alcohol alguna vez en la vida en población de 12 a 65 años, es masculino en un 85.5% y de 69% entre las mujeres. En esta región, el consumo en el último año y el nivel de dependencia son considerablemente mayores entre los hombres. (Cuadro 6.2)

El consumo de tabaco en el plano nacional involucra a la población general en términos de fumadores activos hombres (31.4%) y mujeres (12.6%), mientras que la adicción se presenta en porcentajes muy similares 12.6% hombres y 8.6% mujeres. En la población adolescente el tabaquismo involucra al 16.4% de los hombres y al 8.1% de las mujeres, mientras que la condición de adicción alcanza al 8.1% y al 3.8% respectivamente. (Cuadro 6.3)

En la Región Centro el tabaquismo afecta al 23% de la población adulta y al 14.6% de la población entre 12 y 17 años. (Cuadro 6.4)

Las sustancias ilegales más consumidas en el plano nacional, alguna vez en la vida, son la mariguana (10.6% de los hombres y 1.6% de las mujeres) y la cocaína (5.9% hombres y 0.7% mujeres). En el consumo del último año se reportan como principales sustancias nuevamente a la mariguana (2.2% de los hombres y 0.3% de las mujeres) y entre los hombres también la cocaína en un 0.9%. Entre los hombres, emergen los tranquilizantes como segunda droga de uso en el último año (0.3%). (Cuadro 6.5)

A todas las edades la mariguana presenta un claro predominio como principal sustancia de uso, tanto alguna vez en la vida, como en el último año. Sólo la cocaína se aproxima a un segundo lugar en el uso alguna vez en la vida entre población de 18 a 65 años y los inhalables entre los 12 y los 17 años. (Cuadro 6.6)

En la Región Centro, la mariguana (5.2%) y la cocaína (2.4%) aparecen como las sustancias de mayor uso alguna vez en la vida en la población total entre 12 y 65 años, mientras que el uso de cualquier droga ilegal, alcanza el 10.1% entre los hombres y el 2.6% entre las mujeres. Por otra parte, el consumo de último año de la mariguana y la cocaína es más alto entre los hombres que entre las mujeres. (Cuadro 6.7) En esta región, el consumo de mariguana alguna vez en la vida impacta particularmente a la población entre 18 y 34 años (8.9%), sin embargo, tanto jóvenes como adultos consumen cocaína y mariguana. En el consumo del último año se registran porcentajes similares entre la población. (Cuadro 6.8)  

Datos del sistema de información epidemiológica del consumo de drogas del CIJ León

La información epidemiológica de los datos que a continuación se analizan son resultado de investigaciones efectuadas en CIJ a nivel nacional como resultado de estudios con pacientes que acuden por primera vez a la institución solicitando tratamiento, estos datos recabados nos dan un panorama de las tendencias, magnitud, forma y distribución del consumo de drogas, así como de las características sociodemográficas de las personas que solicitan atención a nivel nacional, estatal y en la localidad, lo cual nos permite visualizar las características de la población atendida por nuestra unidad en CIJ León, a la par de ver las tendencias que se están presentando a nivel regional y nacional. Las limitaciones de esta parte del estudio es que sólo se describen los datos de los pacientes que asisten a CIJ, no tenemos datos de las otras instituciones que atienden adicciones en tratamiento.

Las características de los pacientes atendidos en el CIJ León durante el primer semestre de 2011 (Cuadro 4.3) fueron: de acuerdo al sexo, el 80.8% corresponde a hombres, mientras que el 19.2% a mujeres, lo que equivale a 4.2 hombres por cada mujer. Con respecto a la edad de ingreso, el 42.9% se sitúa en el rango de 15 a 19 años de edad, el 7.6% de 20 a 24 años de edad y el 5.8% al grupo de 25 a 29 años de edad. La edad promedio de los que buscan ayuda es de 18.3 años de edad.

En lo que se refiere a la edad de inicio, tenemos que el 63.8% corresponde al grupo de 10 a 14 años de edad, el 30.4% y el 2.2%, a los grupos de 15 a 19 años y 20 a 24 años de edad respectivamente. Teniendo como edad promedio 14.4 años. Las principales drogas ilegales de inicio: cannabis (46.9%), inhalables (44.2%) y cocaína (6.3%).

Las principales drogas de mayor impacto en el último año por nuestros pacientes fueron inhalables (40.8%), cannabis (29.1%), alcohol (12.6%), tabaco (6.7%) y cocaína en polvo (4.0%). Las drogas consumidas variaron en el último mes, teniendo un mayor consumo de tabaco (66.1%), alcohol (58.0%), inhalables (41.1%), cannabis (37.5%) y cocaína en polvo (5.4%), esto nos puede indicar que cuando quieren dejar el consumo, la droga que más se resisten a dejar es el tabaco y el alcohol.

Contrastando los datos locales con los resultados nacionales, de acuerdo al sexo, tenemos que hay un ligero porcentaje mayor en mujeres (CIJ León, 19.2%; Nacional 18.7%), la relación hombres-mujeres es ligeramente similar a nivel nacional, 4.3 a 1 contra 4.2 a 1. En lo que se refiere a edad de ingreso, a nivel nacional tenemos que hay mayor porcentaje para los grupos de 20 a 24 años de edad y 25 a 29 años al igual que en CIJ León, con respecto a las edades de inicio no hay gran diferencia. Por último, en relación a las sustancias ilícitas de inicio y de mayor impacto en León coinciden a nivel nacional aunque no en el mismo orden.

En CIJ León el alcohol, el tabaco y la cannabis son las sustancias que se reportan con más frecuencia entre los pacientes de primera vez (89.3%, 89.3% y 75.4%) respectivamente, siguiendo los inhalables (75.4%) y la cocaína (26.8%), esto sugiere que se debe priorizar el programa de atención a bebedores problema, continuar la campaña de sensibilización en contra del tabaco y trabajar con información veraz y precisa lo relativo al consumo de cannabis que constituye la primera droga ilegal de uso.

Un dato que se observa en la gráfica de tendencias del consumo alguna vez en la vida en CIJ León es el incremento del consumo de inhalables entre el segundo semestre del 2004 (51.5%) respecto al primer semestre 2011 (70.1%), siendo la población adolescente la que más reporta el uso de solventes inhalables.

Tendencias del uso de sustancias alguna vez en la vida

Como podemos observar según el Cuadro 4.1 las tendencias de consumo de drogas en alguna vez en la vida con pacientes atendidos en CIJ a nivel nacional con las tendencias del año 2004 al primer semestre del 2011, tenemos que la droga con mayor porcentaje de consumo es el alcohol, con un 88.8% seguido del tabaco con un 85.0%, cannabis con un 76.6% e inhalables con un 45.1% en el periodo. Estas drogas se han mantenido a la cabeza desde el 2004 hasta el primer semestre del 2011; sin embargo, en todas las drogas se observa una disminución en el año 2010 como podemos observar en la gráfica.

La tendencia en el centro CIJ León incluye al alcohol, tabaco, cannabis e inhalables en el semestre 2011-1 (Cuadro 4.1) con el 89.3%, 89.3%, 75.4 y 70.1% respectivamente, con lo cual se muestra que son las drogas de mayor uso alguna vez en la vida seguidas por la cocaína y el crack, lo que nos habla que no cambian las tendencias en relación al consumo de drogas en pacientes de primer ingreso en los Centros de Integración Juvenil a nivel nacional.

En comparación con los datos del primer periodo del año 2010, existe una ligera disminución en el consumo de todas las drogas en relación al consumo de alguna vez en la vida en los años anteriores. (Cuadro 4.1). No obstante en el primer semestre del 2011 observamos un aumento en nuestra localidad de todas las drogas a excepción de éxtasis y metanfetaminas, alucinógenos y heroína (4.5% y 0.4%) las cuales presentaron una ligera disminución en el último periodo a nivel local.

Características sociodemográficas y de consumo de pacientes atendidos en CIJ León

La comparación en cuanto a las características demográficas y de consumo en pacientes atendidos en CIJ, nos permite plantear que las diferencias por sexo entre el nivel nacional y local, lo que se observa en el Cuadro 4.3 no difiere de manera significativa respecto al sexo ya que se observa el 81.3% en hombres en comparación a 80.8% a nivel local y en mujeres 18.7% a nivel nacional con un 19.2% en comparación con un ligero aumento a nivel local en mujeres atendidas.

Donde se nota alguna diferencia aunque no muy significativa es en el rubro relativo a la edad de ingreso en los tres rangos que se plantean en el Cuadro 4.3. A nivel nacional 38.9% de pacientes atendidos de primer ingreso pertenecen al rango 15-19 años, siendo a nivel local el 42.9%.

En cuanto al rango 20-24 años, se observa una diferencia significativa de casi 7 puntos porcentuales, 14.3% a nivel nacional y 7.6% a nivel local, lo que sugiere que el mayor porcentaje de pacientes de primer ingreso a nivel local esté centrado en el rango de mayor vulnerabilidad, que corresponde al de 15-19 años.

Las principales drogas ilícitas de inicio tienen una variación importante entre el nivel nacional y local, si bien la cannabis es la droga ilegal de inicio en ambos niveles, a nivel local se reportó en el 46.9% de los casos en comparación con un 60.8% a nivel nacional. No siendo así en el consumo de los inhalables, ya que a nivel nacional nos encontramos con un porcentaje de 22.2% y a nivel local de un 44.2% lo cual nos habla de una mayor problemática en esta droga a nivel local, posicionándola en segundo lugar. La tercera droga ilícita de inicio es la cocaína coincide en posición a nivel nacional con el local pero no así en porcentajes, ya que a nivel nacional nos encontramos con un 8.9% y para el nivel local con un 6.3%.

A nivel estatal comparado con los niveles locales no se dan diferencias significativas; sin embargo, hay que resaltar que con respecto a las principales droga ilícitas de inicio a nivel estatal los inhalables tienen un mayor porcentaje de consumo a nivel local (44.2%) comparado con el estatal (32.4%). Asimismo se observa una disminución en comparación a nivel nacional en alcohol (18.7%), tabaco (9.6%), cocaína en polvo (4.6%) con el nivel local que nos encontramos con un porcentaje de 12.6%, 6.7%, 4.0% respectivamente.

Síntesis

El panorama epidemiológico a nivel nacional, nos permite afirmar que aún continúa la tendencia por sexo a que exista un predominio de varones pacientes de primer ingreso a tratamiento en los Centros de Integración Juvenil con más del 80% de los casos atendidos, predominando el rango de 15 a 19 años como el porcentaje más elevado con casi el 40% de los que solicitaron atención de primera vez.

De igual manera la mariguana aún continúa predominando como droga ilícita de inicio, no solamente a nivel nacional sino a nivel local, siendo también la droga de mayor impacto en el último año en ambas dimensiones. El tabaco y el alcohol son las drogas lícitas más reportadas a nivel local y nacional como las consumidas en el último mes, en más del 66.1% de los pacientes para tabaco y en más del 58% para alcohol, con una tendencia creciente para los próximos años, no obstante a nivel local se ha dado un detrimento en el porcentaje de consumo de estas drogas en el primer semestre del 2011.

Los inhalables están teniendo repercusión a nivel nacional con un incremento importante (21.4%) dato que coincide con la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, en cuanto a droga predominante, cifra que coincide a nivel local aunque el porcentaje (70.1%) es mayor para esta misma droga. Este porcentaje es mayor que a nivel estatal aún, lo que nos dice que en nuestra localidad tal vez por las condiciones de vida y de trabajo de la misma hacen más vulnerables a la población sobre todo a la del rango de 15 a 19 años.

Zonas de alto riesgo de atención prioritaria

En este siguiente apartado se habla de las zonas de riesgo de León, pero también de las zonas de influencia que tenemos en CIJ León, haciendo un análisis de la población de León, nos encontramos que cuenta con 1275 colonias registradas por IMPLAN y por códigos postales, este estudio se realizó con ayuda de la revisión del EBCO 2007-2008 y realizando recorridos a las colonias, así como encuestas a personas clave en las mismas para obtener información respecto a las condiciones de vida prevalecientes en la zona.

La evaluación se realizó considerando indicadores de alta frecuencia de problemas familiares (desintegración, violencia o maltrato, separación o ruptura, ausencia de alguno de los padres, problemas de control familiar, abuso de sustancias en la familia), alta problemática escolar (bajo aprovechamiento y reprobación, deserción, bajo interés por el estudio, problemas de disciplina y conducta, uso de sustancias o violencia en la escuela y sus alrededores, etc.), deterioro de la calidad de vida (insuficiente infraestructura educativa, recreativa, deportiva o cultural, desempleo, hacinamiento y falta de vivienda adecuada, presencia de “antros”, bares, billares, cantinas, expendios de bebidas alcohólicas, insuficiencia o deterioro de condiciones de urbanización y de servicios públicos, etc.), alta frecuencia de indicadores de desintegración social (apatía y falta de participación de la comunidad, aislamiento de las familias, desconfianza, pérdida de valores o anomia, ambientes hostiles o violentos, etc.) e inseguridad pública (falta de vigilancia, vandalismo, robos, asaltos u otras actividades delictivas, oferta de drogas, etc.).

Con base en esta información se clasificaron zonas de riesgo que comprenden colonias donde se identifican condiciones estructurales y coyunturales que pueden favorecer el uso de sustancias. Las zonas de alto riesgo de atención prioritaria comprenden colonias que aunque tienen altas calificaciones de riesgo, presentan condiciones propicias para la aplicación de los servicios institucionales. También se clasificaron colonias de alto riesgo en las que no existen condiciones para la aplicación de programas, por lo cual no se les consideró de atención prioritaria. Asimismo se identificaron colonias de medio o bajo riesgo para el uso de drogas ilícitas. (Cuadro 5)

Por otro lado, el desarrollo de estrategias eficaces de atención del consumo de drogas, en particular en el caso de zonas de alto riesgo de atención prioritaria, debe considerar las variables psicosociales que la investigación empírica ha identificado como presuntos factores de riesgo o protección. Diversos estudios realizados en México, incluyendo estudios efectuados en CIJ, han contribuido a esta área de conocimiento (ver documento Factores psicosociales de riesgo del uso drogas).

Los resultados de la investigación mostraron que 425 colonias se encuentran en condiciones de alto riesgo y 389 en condiciones de mediano o bajo. El equipo del CIJ León llegó a la conclusión de que, de la totalidad de colonias de alto riesgo, 26 serán consideradas de atención prioritaria, porque en ellas se tienen condiciones propicias para la aplicación de los programas de prevención universal, selectiva e indicada en la localidad.

No obstante podemos hacer redes con otras instituciones u organismos, ya sean públicos o privados, que se dediquen a la prevención y tratamiento de las adicciones o que de alguna manera contribuyan a dar a la sociedad factores protectores para acrecentar nuestra área de influencia y así lograr una mayor eficacia y eficiencia en la prevención y atención. El conocimiento de esta estratificación ayuda a tener una mejor visualización de cómo se encuentra nuestra localidad actualmente y realizar estrategias para una intervención estratégica en conjunto con otras instituciones, asociaciones civiles y ciudadanía.

 

Zonas de alto riesgo de atención prioritaria en el área de influencia del CIJ León

10 de mayo
Alfaro
Arboledas
Barrio de San Miguel
Barrio el Coecillo
Buenos Aires
Delta 2000
Eyupol
Jardines de San Sebastián
La Escondida
La Florida
Las Mandarinas
Las Mandarinas 1
Las Margaritas
León I
Periodistas Mexicanos
Piletas
Real Providencia, Fracc.
San Felipe de Jesús
San José del Consuelo
San Sebastián
Santa María de Cementos
Santo Domingo
Unidad Deportiva
Valle del Maguey, Fracc.
Las Mandarinas 2

 

 

 

Descargas en PDF

Diagnóstico del Consumo de Drogas en el Área de Influencia del CIJ León

Cuadros 1.1 a 4.3, Gráfica 1

Cuadro 5 Zonas de Riesgo
Cuadros 6.1 a 6.8
Factores de Riesgo

 




www.cij.gob.mx | www.cij.org.mx