cuadro1

 

Cuadro 4.2

MENU PRINCIPAL

CIJ Guadalupe
Diagnóstico del Contexto Sociodemográfico

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO DEL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ GUADALUPE

En tanto problema de salud pública, el consumo de drogas se encuentra estrechamente vinculado con el contexto demográfico y social en que se inserta. Éste representa una totalidad compleja en constante transformación, de modo que se requiere contar con indicadores actualizados que permitan identificar factores estructurales y coyunturales relacionados con el problema, con su forma, distribución y tendencias.

Enseguida se exponen elementos indicativos respecto a las condiciones de vida del municipio de Guadalupe, comparado con datos estatales y nacionales extraídos: del Censo de población y vivienda 2010 (INEGI, 2010); de la publicación Mujeres y Hombres en México 2010 (INEGI); de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2011(ENOE 2011); del Sistema Nacional de Salud 2008 y del índice de Inseguridad Ciudadana y Violencia del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la inseguridad (ICESI, 2009). A fin, de contar con referentes respecto la estructura poblacional, características de las viviendas y hogares, nivel de escolaridad, derecho de servicios de salud, índices económicos y de inseguridad.

Estructura y dinámica poblacional

El municipio de Guadalupe contaba con 678,006 habitantes en el 2010; el 49.66% eran hombres con edad media de 28 años; el 50.34% era población femenina con edad media de 30 años. La distribución de habitantes por sexo implica una relación de 98.67 hombres por cada 100 mujeres. A nivel nacional lo porcentajes fueron: 48.83% hombres y 51.17% mujeres, lo que implica mayor cantidad de mujeres con respecto al dato municipal y por tanto, una relación hombres-mujeres de 95.43 hombres por cada 100 mujeres. Cabe destacar que en el municipio es mayor la media de edad tanto en hombres (25 años), como mujeres (26 años; Cuadro 1.1).

Como puede observarse en la gráfica de la pirámide poblacional, es mayor el porcentaje de población del rango de edad de 15-19 años (9.02%; 61,179 jóvenes); seguido por la población entre 20 y 24 años (8.86%; 60,067 jóvenes). Cabe poner especial atención en los porcentajes de jóvenes de 10 a 24 años, los cuales en el municipio (26.45%) y en el estado (26.29%) son ligeramente menores al dato nacional (28.37%), porque representa la población de atención prioritaria institucional con más riesgo de consumo de drogas. También es conveniente resaltar que a partir de los 35 años la relación del número de mujeres con respecto al de los hombres aumenta (Cuadros 1.3.1 y 1.3.2).

La densidad poblacional registrada en Nuevo León fue de 72.5; dato superior al nacional (57.3); lo que implica mayor concentración de la población (Cuadro 1.4). En cuanto el crecimiento poblacional, se puede considerar: la tasa media de crecimiento anual 2000-2010, que en el estado de Nuevo León es mayor (1.9%) al dato nacional (1.4%); la tasa de fecundidad por su parte, no ofrece diferencias con el dato nacional (2 vs 2.1, respectivamente) y la tasa de mortalidad es ligeramente menor al dato nacional (4.7 vs 5.1; Cuadro 1.5).

En el rubro de migración, fue menor el porcentaje de personas que residían fuera de la ciudad en los últimos cinco años y que ha retornado en el municipio (2.62%) en comparación con el dato estatal (3.71%) y nacional (4.36%). En cuanto a las diferencias entre sexo, se percibe en los tres niveles poblacionales mayor cantidad de hombres que residen en Estados Unidos de América en comparación con las mujeres; en caso particular del municipio y el estado destaca el mayor porcentaje de mujeres (37.74% y 37.79%) en comparación con el total de mujeres nacional (30.44%). (Cuadros 1.6.1 y 1.6.2).

Vivienda y hogares

El número de viviendas particulares cuyos ocupantes se encontraban en condiciones de hacinamiento fue de 9,752 equivalente al 5.75% del total de viviendas particulares. Dato notoriamente menor que los registrados a nivel nacional (14.09%) y estatal (8.42%); (Cuadro 2.1).

En cuanto tipo de hogares familiares, es evidente en los diferentes niveles poblacionales el predominio de los hogares nucleares; no obstante que el dato municipio es ligeramente menor a los otros dos niveles (70.91% nacional, 71.71% estatal y 69.45% municipal); en cuanto a los hogares ampliados, se perciben mayor cantidad en el municipio (28.12% vs 25.16% en el estado y 26.54% en el país); (Cuadro 2.1.1). Tomando en cuenta los hogares familiares encabezados por una mujer, el 18.79% en el municipio de Guadalupe, se puede señalar que el 52.28% fueron hogares nucleares y 44.12% corresponden a hogares ampliados. El porcentaje de hogares ampliados en el municipio fue superior al dato estatal 41.70% y al nacional (39.58%; Cuadro 2.2.2).

Estos datos permiten inferir que si bien los hogares de las mujeres muestran cambios estructurales porque en mayor medida integran a otros parientes, a la mujer se le sigue dando la tarea de hacerse cargo de la familia. Lo anterior, refleja la necesidad de continuar desarrollando programas que coadyuven en la redefinición de formas de participación y relación de hombres y mujeres al interior de los hogares, desde un enfoque de género que permita la diversificación de los roles tradicionales.

Educación

En cuanto al nivel educativo en el municipio, el 66.14% de la población entre 3 a 24 años asiste a la escuela, porcentaje por arriba del porcentaje estatal (65.26%) y nacional (64.83%). La asistencia escolar observada por grupo de edad es la siguiente: el 80.23% entre los 3 a 9 años; el 95.84% entre 10 a 14 años; el 60.82% entre 15 a 19 años y el 24.56% entre 20 a 24 años. A nivel nacional, fueron: el 77.54% entre 3 a 9 años; el 93.63% entre los 10 a 14 años; el 56.90% entre 15 a 19 años y el 22.05% entre 20 a 24 años. Destaca en los rangos de edad de 15 a 19 años y de 20 a 24 años, una disminución significativa de la asistencia escolar en relación a la cobertura alcanzada en los rangos de edad de 3 a 14 años (Cuadros 2.3.1 y 2.3.2). Cifra que cobra relevancia tomando en cuenta la alta correlación entre deserción escolar y consumo de drogas, en la población de jóvenes.

En cuanto la población total municipal de 15 años o más con algún grado de educación media o superior es de 235 mil 706 que equivale al 46.93%; encontrándose por arriba de la estatal (42.75%) y la nacional (35.83%; cuadros 2.4.1 ,2.4.2 y 2.4.3). Conforme avanza la edad después de los 25 años inicia una disminución porcentual de la población que cuenta con algún grado de estudio media superior o mayor; la mayor disminución porcentual es de los 50 a los 54; sin embargo, el porcentaje de cobertura alcanzado de educación medio superior en este rango de edad a nivel municipal (43.46%) y en el estado (40.32%) es superior al dato nacional (29.37%; Cuadros 2.4.1 ,2.4.2 y 2.4.3).

Salud

En el 2010 la esperanza de vida al nacer en Nuevo León es de 75.6%, siendo mayor en el caso de las mujeres (77.8%) que en el de los hombres (73.5%). En comparación al porcentaje nacional (75.4%), Nuevo León está arriba un 0.2% (Cuadro 2.5). La tasa de mortalidad en el estado, que implica el número de defunciones por mil habitantes, fue de 5.2% para hombres y 4.1% para mujeres, siendo más baja en relación a la nacional que es de 5.7% para hombres y 4.4% para mujeres (Cuadro 2.6). La tasa de mortalidad es significativamente mayor en hombres, en los rangos de 15 a 54 años, a nivel estatal (25.9% en hombres y 16.5% en mujeres) y nacional, (29.8% en hombres y 17.6% en mujeres). (Cuadro 2.6).

En cuanto a las causas de mortalidad general en el 2008, se observan las enfermedades del corazón en primer lugar, a nivel nacional y estatal. A diferencia de lo nacional destaca en Nuevo León como causa de mortalidad las enfermedades cerebrovasculares. (Cuadro 2.7). Respecto a la mortalidad infantil están las afecciones originadas en el periodo perinatal: hipoxia intrauterina, asfixia y otros trastornos respiratorios; las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas, neumonía e influenza; accidentes y en el estado de Nuevo León se integran septicemia. Algunas de estas alteraciones son prevenibles y tienen que ver con los estilos de cuidado y crianza de los hijos y el acceso a los servicios de salud (Cuadro 2.8).

El porcentaje de derechohabientes a servicios de salud es significativamente mayor en el municipio de Guadalupe (76.15%) comparado con el nacional (64.55%). Los sistemas de salud que destacan por su cobertura son: IMSS (58.96%), ISSSTE (4.73%) y el Seguro Popular (7.35%). A nivel Nacional la cobertura en el IMSS es menor (31.49%), comparada con la estatal y municipal y la del Seguro Popular mayor (23.35%). En el caso particular del municipio, destaca el porcentaje de personas que tienen acceso a los servicios de salud privado (4.36%) en comparación con el dato nacional (1.79%). Aunado a lo anterior, es conveniente tener presente que si bien la proporción de población que no cuenta con ningún servicio de seguridad social en el municipio es menor (21.45%) al dato nacional (33.85%), continua siendo un dato relevante.

Economía

En cuanto a la tasa de participación económica (PE) en el municipio se observa una diferencia mínima en relación al dato estatal y nacional (55.24%, 54.77% y 52.63%, respectivamente). La mayor PE considerando los diferentes rangos de edad en el municipio, se ubica entre los 25-29 años para las mujeres (60.70%) y entre los 35 y 39 años para los hombres (96.04%). El dato nacional de la PE de las mujeres se distingue porque es mayor entre los 40 y 44 años de edad; el porcentaje de mujeres en el municipio (50.94%) y en el estado (48.62%) en este rango de edad es superior al nacional (47.85%). En cuanto a la población entre 15 y 19 años de edad la PE fue de 28.85% y en entre 20 a 24 años fue de 66.18 %; esta última fue mayor a la tasa nacional (57.80%).

En cuanto al nivel de ingreso de la población ocupada en el municipio, el 12.06% de la población cuenta con ingresos menores a dos salarios mínimos. La tasa de desocupación en el estado (2011, trimestre IV) fue de 5.6%; ligeramente por arriba de la nacional que (4.8%), no se identifican diferencias entre hombres (5.5%) y mujeres (5.8%). En cuanto a la tasa de ocupación en el sector informal es significativamente más alta a nivel nacional (29.2%) que en el estatal (25.0%); (Cuadros 3.2, 3.3.1 y 3.3.2).

Violencia e Inseguridad

El índice de inseguridad ciudadana y violencia asciende en Nuevo León (31.85%) corresponde a un nivel medio de inseguridad y violencia ciudadana (ICESI 2010); este índice evalúa nivel de incidencia delictiva, violencia y percepción de inseguridad ciudadana por entidad federativa.

Síntesis

Los datos sociodemográficos reflejan una tasa de crecimiento y una esperanza de vida mayor a nivel estatal, siendo la pirámide poblacional más alta en los rangos de edad de 15 a 19años y 20 a 24 años, en donde también se observa una disminución en la educación escolar, por lo que corresponden a población joven en alto riesgo de consumo de sustancias.

La tasa desocupación por arriba de la nacional y el índice medio de inseguridad y violencia son factores de riesgo asociados al consumo de sustancias, tanto para hombres como para mujeres.

En base a los datos mencionados se evidencia que al contar con un crecimiento poblacional mayor, se requieren demás servicios y por lo tanto un aumento presupuestal para los programas de asistencia social y salud tanto a nivel de tratamiento como de prevención.

Los datos de una tasa de mortalidad significativamente mayor en hombres se relacionan con accidentes y agresiones, factores asociados al uso de sustancias, también reflejan la necesidad de continuar trabajando en programas de prevención de la violencia masculina.

Es importante señalar la mayor cobertura de derechohabientes del IMSS, como un área de oportunidad para continuar trabajando en coordinación con dicha institución en los programas de prevención y tratamiento de adicciones.

Condiciones de vida en el área de influencia del CIJ Guadalupe

Como problema social y de salud pública, el consumo de drogas está relacionado con las condiciones materiales y sociales de vida imperantes. La siguiente estratificación de las zonas que conforman el área de influencia de CIJ persigue brindar un parámetro para la evaluación de tales condiciones en los núcleos poblacionales asentados en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.

Las condiciones evaluadas abarcan, la presencia y calidad de recursos urbanos, servicios públicos, calidad y mantenimiento de las edificaciones, espacios recreativos e inseguridad pública. La revisión de la estratificación es una actualización –a partir del conocimiento y experiencia acumulados por el equipo médico técnico de CIJ en los últimos años– de la realizada entre 2007 o 2008, obtenida por medio de recorridos de zona y observación estructurada.

La evaluación de las condiciones de vida prevalecientes en estas zonas, con base a los criterios de estratificación señaladas, permite identificar que 5.67% (19 colonias) pertenecen a un estrato bajo, 48.65% (163 colonias) son de estrato medio bajo; 37.91% (127 colonias) de estrato medio alto y 7.77% (26 colonias) de estrato alto.

Las colonias de estrato bajo, se caracterizan por escasez de servicios públicos, estos son a menudo insuficientes y de mala calidad. Menos del 25% de los habitantes cuenta con ellos. Las construcciones en estas zonas son improvisadas y/o de material en malas condiciones o muy deterioradas. Hay pocas o ningún área verde; niños y jóvenes juegan en la calle. La zona ambiental de las colonias de estrato bajo corresponden a un lugar peligroso o de alto riesgo, con frecuencia se advierten manifestaciones delictivas.

En cuanto a las colonias de estrato medio bajo, la urbanización es parcial de 25 a 50% de la población cuentan con ellos. Hay pocos servicios, son poco eficientes y de mediana calidad. Las edificaciones se encuentran deterioradas y son de material de baja calidad, de tipo popular. Existen pocas áreas verdes, con escasas áreas de juego para niños y jóvenes y que en ocasiones son inseguras para los habitantes de dicha zona, se advierten algunas manifestaciones delictivas.

El estrato medio alto presenta una urbanización (pavimentación, redes de agua potable, drenaje, etc.) de 50 a 75%. Los servicios públicos son eficientes y de mediana calidad. Las viviendas y otros inmuebles son de mediana calidad, en condiciones regulares de tipo medio. Comprende una zona semi-residencial, con existencia de áreas verdes y de esparcimiento de uso común. Ofrece seguridad, aunque en ocasiones se advierten manifestaciones delictivas.

Por último, el estrato alto, presenta una urbanización completa; se tiene acceso a todos los servicios públicos y estos son eficientes y de buena calidad. Las casas habitación y otros inmuebles son de alta calidad, en condiciones de tipo residencial. Se observan áreas verdes, amplias áreas de juego y de esparcimiento común, lo cual ofrece seguridad y no se aprecian manifestaciones delictivas. (Cuadro 5).

Descargas en PDF

Diagnóstico del Contexto Socio-Demográfico del área de influencia del CIJ Guadalupe

Cuadros 1.1 a 4, Gráfica 1

Cuadro 5. Colonias Estratificadas




www.cij.gob.mx | www.cij.org.mx