z
cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1

Cuadro 4.2

MENU PRINCIPAL

CIJ Tlalnepantla
Diagnóstico del Contexto Sociodemográfico

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO DEL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ TLALNEPANTLA

Para comprender y atender el problema del consumo de sustancias en el país, en el estado y en la localidad es importante conocer sus características sociales, demográficas, educativas y de salud, así como, identificar otras problemáticas asociadas al consumo de sustancias. En este sentido, se presentan datos estadísticos tomados de diferentes estudios para ofrecer una síntesis y con ello, una posible justificación de las acciones que CIJ Tlalnepantla realizará en el presente periodo. Los datos proporcionados para este diagnóstico fueron recopilados de las siguientes fuentes:

El CENSO de población y vivienda 2010, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Es la fuente de información estadística más completa para contar con un referente respecto a cuántos somos, cómo somos y dónde y cómo vivimos en el país, desagregada por entidad federativa y municipio.

La publicación Mujeres y hombres en México 2010, realizado por INEGI y el Instituto Nacional de las Mujeres. Ofrece estadísticas por sexo, entidad federativa, grupos de edad y tamaño de localidad.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2011), integrada por el Consejo Nacional de Población. Proporciona información con representación nacional sobre las características ocupacionales de la población.

El Sistema Nacional de Información en Salud, 2008 que Integra información en materia de salud, en particular, estadísticas de natalidad y mortalidad.

El Índice de inseguridad ciudadana y violencia del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la inseguridad (ICESI, 2009). Ofrece parámetros acerca del fenómeno de la inseguridad, considerando el nivel de incidencia delictiva, violencia y percepción ciudadana por entidad federativa.

Estructura y dinámica poblacional

El municipio de Tlalnepantla cuenta con un total de población de 664,225 habitantes, 48.44% es población masculina (321,747) y 51.6 % (342,478) son mujeres, estableciendo una relación de 93.95 hombres por cada 100 mujeres, este dato se mantiene cercano al dato nacional y al estatal que es de 95.43 y 95.09 respectivamente. La Edad mediana poblacional en el Municipio de Tlalnepantla es de 29 años para los hombres y 31 años para las mujeres, que resulta ligeramente mayor en comparación de los números a nivel Nacional, que es de 25 años para hombres y 26 años para mujeres y a nivel Estatal con un promedio de 25 años para la población masculina y de 27 años para la población femenina (Cuadro 1.1)

Los rangos de edad en donde se concentra el mayor número de la población en Tlalnepantla de Baz es entre los 20 a 24 años de edad tanto en la población masculina como en la femenina, siendo la primera ligeramente mayoritaria. En Tlanepantla, la población entre 10 y 19 años suma un total de 106,336 personas, lo que representa el 16% de la población. A nivel estatal el porcentaje que representa el mismo rango de edad alcanza el 18.7%, y en el país el 19.5%. La comparación muestra que la población municipal es ligeramente menor, sin embargo, se mantiene la atención en este grupo poblacional, ya que es la que se encuentra en mayor riesgo de consumo de sustancias. La pirámide poblacional del municipio nos indica que seguirá siendo la población joven la que predominará en los próximos años. La población desde los 0 años hasta los 24 años suma un porcentaje de 39.7, muy cerca de la mitad del total de la población del municipio.

Los datos son similares en el Estado de México, en el que el grupo de edad de los 0 a los 24 años suma 47.3% y a nivel nacional suma 47.6%. También se observa que en el Municipio de Tlalnepantla la población masculina es mayor que la femenina por apenas unas décimas de diferencia entre las edades de 0 años a los 24 años, pero a partir de los 25 años en adelante es la población femenina la que resulta ser mayoritaria, mostrando claramente la diferencia porcentual (Cuadros 1.3.1, 1.3.2 y Gráfica 1)

La Densidad Poblacional Nacional es de 57.3, a diferencia de la Densidad Poblacional del Estado de México que es de 679.0, lo que nos habla de un serio problema de hacinamiento y falta de espacios, que puede afectar la calidad de vida de los Mexiquenses (Cuadro 1.4).

La tasa de crecimiento anual entre el periodo del 2000 al 2010 a Nivel Nacional es de 1.4, el Estado de México reportó el mismo nivel de crecimiento. Respecto a la tasa Global de Fecundidad nuevamente se observan datos muy similares, para el país es de 2.1 y para el Estado de México es de 2.0, En el rubro que se observa diferencia significativa es en la Tasa de Mortalidad que para el Estado de México se reporta de 4.3 y a Nivel Nacional es de 5.1. (Cuadro 1.5)

Otra característica poblacional se refiere a las personas que mantienen su residencia en el mismo lugar por 5 años o más y el porcentaje que ha cambiado su residencia a otra entidad o país, destacando la residencia en los Estados Unidos por la relevancia que tiene este país en el nuestro en los aspectos comercial, económico y social.

La permanencia en la entidad a nivel estatal es de 94.70%, a nivel nacional es de 95.04%, lo cual no representa diferencia significativa. Lo mismo ocurre en el Municipio de Tlalnepantla, que reporta un porcentaje del 95.36. La permanencia en otra entidad se reporta para el Estado de México del 4.30% y para el país es del 3.28%, nuevamente los números se mantienen cercanos y para Tlalnepantla disminuye levemente con un 3.71% en relación al nivel Estatal y ligeramente mayor al Nacional. Por otro lado, la población que, en 2005, residía en EU alcanzaba el 0.99 %, a nivel Nacional, el 0.41 % en el Estado y 0.3% en el municipio de Tlalnepantla. La población que, en ese tiempo, residía en otro país a nivel Nacional fue del 0.09% y en el estado y el municipio el 0.1%. (Cuadro 1.6.1)

A nivel nacional, la gente que ha mantenido su residencia por 5 años o más y son hombres representa el 48.3%, mientras que 51.7% son mujeres. En el Estado de México el 48.4% son varones y 51.6% mujeres. Por su parte en el municipio se registraron 48.1% de hombres y 51.9% de mujeres, mostrando datos similares para las tres áreas. De quienes han cambiado residencia a otra entidad en la Nación el 49.8% corresponde a hombres y el 50.2% es de mujeres. En el estado la diferencia entre hombres y mujeres se mantiene con un 48.4% y 51.6% respectivamente. De la misma forma ocurre en el municipio con un porcentaje de varones de 48.4 y 51.6% de población femenina.

En donde podemos observar diferencias significativas es el los porcentajes de personas que, en 2005, residían en EU, Tlalnepantla reporta un 66.3% de hombres contra un 33.7% de mujeres, se observa la misma diferencia en el Estado de México con 70.3% de hombres migrantes y un 29.7% de mujeres. A su vez, en el nivel nacional se reporta 69.6% de población masculina y 30.4% de población femenina.

Sin embargo, en cuanto a la residencia en otros países, la diferencia entre los sexos se desvanece al presentar porcentajes muy cercanos, entre los hombres es de 51.2% y de mujeres es de 49%, lo mismo ocurre en el Estado de México que se reporta 51% y 49.3% respectivamente. Para Tlalnepantla es del 54.6% de hombres y 45.4% de mujeres. (Cuadro 1.6.2)

La permanencia mayoritaria en el hogar de las mujeres hace pensar en factores culturales de género, tradicionalmente están dedicadas al cuidado de los hijos y la familia, y por parte de la población masculina se ha observado que el hecho de salir a otros países se debe a la búsqueda de recursos para mejorar la calidad de vida, incrementar su patrimonio, principalmente de vivienda y así, asegurar su estadía en su localidad en el futuro.

Vivienda y hogares

El número de viviendas que reportan condiciones de hacinamiento en el Municipio de Tlalnepantla es de 19,882, lo que representa el 11.58% de los hogares. En el Estado de México el total es de 556.698 (15.10%) hogares en condiciones de hacinamiento y a nivel Nacional es de 14.9% (3,964,810 viviendas) observando que el porcentaje que refiere el Estado de México es ligeramente mayor al Nacional y el porcentaje que reporta el Municipio es significativamente menor en relación a los otros dos (Cuadro 2.1)

En Tlalnepantla se cuenta con 156,952 hogares familiares, de los cuales 108,663 hogares son nucleares, representando el 69.23%. Los hogares ampliados representan 28.49% (44,713) y los Hogares Compuestos suman 1,846, representando el 1.18%. Estos datos nos muestran que predominan significativamente los hogares Nucleares, seguido de los Ampliados, que representan menos de un tercio del total de hogares.

Esta proporción se mantiene a nivel Nacional y Estatal. A Nivel Nacional se reporta un total de Hogares Familiares de 25,488,128, de éstos 18,073,773 (70.91%) son Nucleares, 6,765,097 (26.54%) son Ampliados y 385,163 (1.51 %) son Compuestos. En el Estado de México los datos son: Total de Hogares Familiares 3,432,480, Hogares Nucleares 2,452,070 representando el 71.44%, Hogares Ampliados 906.163, es decir, 26.40% y Hogares Compuestos 38,306 (1.12%). (Cuadro 2.2.1)

Ahora bien, en el municipio de Tlalnepantla se contabilizaron 39,089 hogares familiares con jefatura femenina, de ellos 22,014 (56.32%) son Nucleares, 15,801 (40.42%) Ampliados y 523 (1.34%) Compuestos. En el Estado de México, los hogares familiares con jefatura femenina suman 724,752, diferenciándose de la siguiente forma: 420,995 (58.09%) son Hogares Nucleares, 280,824 (38.75%) son Hogares Ampliados y 8,643 (1.19%) son Hogares Compuestos. En el País se registra un total de hogares con jefatura femenina de 5,694,045, dividiéndose en 3,240,537 (56.91%) Nucleares, 2,253,811 (39.58%) Ampliados y 97,823 (1.72%) Compuestos. (Cuadro 2.2.2)

Como se observa, la familia nuclear es la composición que predomina, seguida de la familia ampliada, mostrando proporciones similares a nivel Nacional, Estatal y Local.

Se puede inferir que debido a la migración de la población masculina a los EU y otros países, la jefatura femenina en los hogares mexicanos va en ascenso, por otro lado, en la práctica clínica se observa que las familias comparten predios, implicando el uso común de servicios básicos como sanitarios, cocina y patios, dentro de las viviendas se observa hacinamiento al compartir recamaras con más de tres miembros, hijos y padres, incluso compartiendo cama. Con ello, se cuestiona la funcionalidad de la migración en términos de economía y de mejoramiento en la calidad de vida

Educación

El rango de los 15 a los 19 años de edad se hace significativo por ser la etapa en donde se registra mayoritariamente el consumo de sustancias, por ello es importante saber que en el Municipio de Tlalnepantla, en el rubro de Educación, tenemos que las personas de entre 3 y 24 años de edad que asisten a la escuela, suman un porcentaje de 38%. El porcentaje de personas que asisten a la escuela disminuye drásticamente a medida en que se avanza en edad, por ejemplo, de los 25 a 29 años sólo el 8.39% estudian y de 30 años o más sólo son 1.59%

De la población municipal que no asiste a la escuela de los 3 a 24 años de edad suman un porcentaje de 12%, complementariamente, destaca que a medida que la población avanza en edad se incrementa el porcentaje de personas que no asisten a la escuela. En el rango de 25 a 29 años el porcentaje es del 89.18 y de 30 años y más es del 96.47% (Cuadro 2.3.1)

En el mismo rubro, pero a nivel Estatal se registra un porcentaje de personas entre las edades de 3 a 24 años que asisten a la escuela de 29%, observándose la misma tendencia que en el Municipio, a mayor edad, menor el porcentaje de la población que asiste a la escuela. El porcentaje de personas que no asisten a la escuela en el Estado y de entre los 3 y los 24 años de edad es de 15.5%, destacando que en el rango de 15 a 19 años se observa un porcentaje significativamente superior a nivel estatal, que es de 40.99%, contra 33.80% registrado en el Municipio.

A nivel Nacional el porcentaje de personas que asisten a la escuela entre las edades de 3 a 24 años es de 29%, mientras que el porcentaje de personas que no asisten a la escuela dentro del mismo rango de edad es de 15.5%. En este sentido se observa la misma circunstancia en el rango de 15 a 19 años de edad dentro de las personas que no asisten a la escuela, a nivel nacional se registra 42.70%, porcentaje mayor que el Estatal y el Municipal. (Cuadros 2.3.1, 2.3.2, 2.3.3)

En el Municipio de Tlalnepantla la población de 15 años o más que en 2010 contaba con estudios medios superiores o estudios posteriores sumaron 240,326, es decir, 48.44%, a nivel Estatal 4,113,134 (38.67%) y a nivel Nacional 28,098,660, lo que representaba el 35.83%. Se observa que el porcentaje a nivel Municipal es significativamente mayor al porcentaje nacional y al estatal. Dentro de este mismo rango de población, que no cuentan con instrucción media superior, en el municipio se registró un total de 253,368 (51.07%), en el Estado 6,481,227 (60.94%) y en el país 49,891,877 (63.62%). (Cuadros 2.4.1, 2.4.2 y 2.4.3)

Como se observa en todos los casos es mayoritaria la población que no cuenta con estudios medios superiores, lo que habla de la escasa instrucción que alcanza la población. En la medida en que la población no cuente con estudios superiores o especializados se limitan las oportunidades de lograr una actividad laboral satisfactoriamente remunerada. Específicamente en la población juvenil resulta relevante la falta de instrucción educativa, aspecto que pudiera estar relacionado con las características demográficas, ya que las familias al quedarse con un solo padre, generalmente la mamá, y ésta al tener que solventar las responsabilidades de manutención inmediata, los hijos se quedan sin supervisión, siendo los hijos mayores quienes tienen que cuidar de los más pequeños, o bien, al quedar sin supervisión y tal vez sin motivación, resulta fácil abandonar la escuela y dejar estudios truncos, relacionándose con el consumo de sustancias en nuestra población, haciéndola más vulnerable.

Salud

La esperanza de vida a nivel Nacional es de 75.4 años, 73.1 años para hombres y de 77.8 años para las mujeres, en el mismo sentido, para el Estado de México se calcula 76.0 años en total, 73.6 años para los hombres y de 78.5 años para las mujeres. En ambos casos, son las mujeres quienes cuentan con mayores expectativas. (Cuadro 2.5)

Respecto a la tasa de mortalidad, a nivel nacional se reporta que los hombres de 75 años y más representan el mayor porcentaje de defunciones, 31.1%, coincidente con el dato anterior de la expectativa de vida, seguido del periodo comprendido de los 65 a 74 años de edad con 17.2% y de los 55 a 64 años con un porcentaje de 13.6. Con la población femenina se observan datos similares, de los 75 años y más reportan un porcentaje del 43.4, que es el mayoritario, y de los 65 a los 74 años con 18.4%, en tercer lugar están las mujeres de 55 a 64 años con el 13.0%. Las etapas en las que se observan mayores diferencias entre hombres y mujeres es entre los 15 a 24 años, los hombres representan el 4.7% contra 2.2% de mujeres, de entre los 25 a 34 años, los hombres reporta 6.5% y las mujeres 2.8% y entre los 35 a 44 años de edad con 8.0% de varones y 4.4% de mujeres.

En el estado de México el rango de edad en el que se presenta el mayor porcentaje de defunciones para la población masculina es el de 75 años y más, con un 25.1%, seguido del de 65 a 74 años con 16.8% y el periodo de 55 a 64 años con 14.9%. En el caso de la población femenina ocurre lo mismo, el rango de 75 años y más representa el 37.9%, de los 65 a 74 años representa el 17.7% y con el 13.8% está el periodo de los 55 a 64 años. De la misma forma que ocurre a nivel Nacional, en el Estado de México, es en el rango de los 15 a los 24 años que el porcentaje de mortalidad de hombres duplica a las defunciones femeninas, 4.8% y 2.4% respectivamente, entre las edades de 25 a 34 años se reporta 6.7% en la población masculina y 3.0% para la femenina.

Estos datos cobran significancia al ver que en la etapa de adolescencia y juventud son mucho más los hombres que mueren que las mujeres, tal vez en relación a patrones de género, donde los varones se exponen más a riesgos (Cuadro 2.6)

Las principales causas de mortalidad general identificadas en el país son Enfermedades del Corazón, con una referencia particular las isquemias del corazón, en segundo lugar la Diabetes Mellitus, tercero, Tumores malignos, cuarto lugar, Accidentes, especialmente accidentes de tráfico de vehículos de motor y en quinto lugar, Enfermedades de Hígado, particularmente enfermedad alcohólica del hígado.

Por su parte en el Estado de México, aparece en primer lugar la Diabetes Mellitus, en segundo Enfermedades del Corazón, con la misma especificidad de las isquemias, en tercero, al igual que a nivel nacional, los tumores malignos, en cuarto lugar las Enfermedades del Hígado, (enfermedad alcohólica del hígado) y en quinto lugar los Accidentes y de la misma forma, accidentes de tráfico de vehículos de motor. En general, aunque en diferente orden, pero en ambas localidades se mantiene las mismas causas de muerte. (Cuadro 2.7)

Específicamente en la población infantil a nivel nacional, se identifica como principal causa de muerte Afecciones originadas en el periodo perinatal, como hipoxia intrauterina, asfixia, y otros trastornos originados en el periodo perinatal, seguido de Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas. En tercer lugar Neumonía e influenza, en cuarto lugar Accidentes y quinto, Enfermedades infecciosas intestinales.

Para el Estado de México, se identifican dentro de las 3 primeras causas de muerte, las mismas que se registran a nivel nacional, Afecciones originadas en el periodo perinatal, Malformaciones Congénitas, Neumonía el Influenza, presentando diferencias en la cuarta causa de muerte, que para el Estado se trata de Infecciones Respiratorias agudas, excepto neumonía e influenza y en quinto lugar están las enfermedades infecciosas intestinales. (Cuadro 2.8).

Dentro del mismo tema de Salud, se sabe que a nivel nacional existen 72, 514, 513 (64.55%) derechohabientes a servicios de salud, en el Estado de México son 8, 811, 664 (58.06%) y en el Municipio de Tlalnepantla son 414, 670 (62.43%), por el contrario, a nivel Nacional es el 33.85% que no cuentan con estos servicios, en el Estado el 40.39% no tienen acceso a los servicios de salud y en el municipio son 34.37% sin la atención, con lo que se observa que el porcentaje de derechohabientes en el Municipio de Tlalnepantla se encuentra muy cercano al porcentaje de derechohabientes a nivel nacional, a diferencia del Estado de México, que cubre un porcentaje ligeramente menor de población con estos servicios.

Respecto a las instituciones que ofrecen esta atención en el Municipio es el IMSS el instituto que ofrece mayor cobertura de servicios con un 45.14%, en segundo lugar la población cubre esta necesidad mediante el Seguro Popular con 6.90%, seguida por el ISSSTE con un 6.51% de cobertura. Lo mismo ocurre en el Estado y en el país en general. En el primero el IMSS ofrece una cobertura del 29.48%, el Seguro Popular cubre el 17.50% de los derechohabientes y el ISSSTE 6.76% y en el país el IMSS otorga sus servicios al 31.49% de los derechohabientes, el Seguro Popular al 23.35% e ISSSTE al 6.41% (Cuadro 2.9)

Economía

Respecto a la participación económica de la población del municipio, se registró una tasa específica de participación total de 53.94; 70.43 por parte de los hombres y 38.83 por parte de mujeres. En el Estado de México el total es de 53.36; 73.67 corresponde a la población masculina y 34.53 a la femenina. Datos similares se encuentran a nivel Nacional, el 73.37 corresponde a hombres y 33.32 a mujeres, con un total de 52.63, observándose diferencias mínimas en las tres localidades.

Específicamente en Tlalnepantla se registra como las edades de los 40 a 44 años de edad con el mayor índice de participación económica a nivel general con un 75.28, con mínima diferencia le sigue el rango de los 35 a 39 años con un índice del 75.06, al especificar la participación económica de la población masculina, se repiten las características, entre los 40 a 44 años se registra el mayor índice que es de 95.51, seguido de los 35 a los 39 años con 95.39 y de la misma forma ocurre en el caso de la población femenina, entre los 40 a 44 años el índice es del 56.96 y de los 35 a los 39 años 56.57, conservándose para ambas poblaciones el periodo de los 35 a 44 años de vida como la etapa de mayor participación económica.

La tasa de participación económica que la población de Tlalnepantla registra entre los 15 y 19 años de edad es de 22.19, el 30.07 corresponde a población masculina y el 14.19 a la femenina, en el rango de los 20 a 24 años de edad el total es de 55.34, 68.87 para hombres y 41.75 para mujeres. Las tasas de participación económica en estas etapas, resultan importantes por ser la etapa de vida en donde se está más expuesto al consumo de sustancias y las complicaciones que ello conlleva.

A nivel estatal encontramos que entre los 15 y 19 años la participación económica de los varones es de 37.73 y de las mujeres es 15.85, haciendo un total de 26.80, siendo ligeramente mayor a la referida en el Municipio. Ésta a su vez resulta menor a la reportada a nivel Nacional, que es de 41.17 de hombres y 16.32 de mujeres, abriéndose más la diferencia entre los datos Nacionales y de los locales. Por lo que respecta a rango de los 20 a 24 años, en el Estado de México refiere un total de 57.64, 77.10 correspondiente a varones y 38.93 a mujeres. El registro nacional indica 78.05 para hombres, 38.61 para mujeres, haciendo un total de 57.80, observando en este rango de edad escasas diferencias entre el Estado y el país, pero entre este último y el municipio se conservan las diferencias que en el periodo de 15 a 19 años. (Cuadros 3.1.1, 3.1.2 y 3.1.3)

En lo que se refiere a niveles de ingreso en Tlalnepantla la mayor parte de la población con ocupación (63.94%) percibe más de 2 salarios mínimos, quienes perciben 2 salarios mínimos o menos representan el 28.85% (Cuadro 3.2)

En el Estado de México, en el cuarto trimestre del 2011 se registró una tasa de desocupación del 5.9, el mismo porcentaje se repite en la población masculina como en la femenina. Mientras tanto, la tasa de desocupación en el país durante el mismo periodo fue del 4.8, menor que el registro estatal. En cuanto a la tasa de ocupación en el sector informal, el estado refiere un total de 35.5; 36.9 correspondiente a hombres y 33.2 a mujeres. A nivel nacional, la tasa resultó en 29.2, significativamente menor al dato estatal. (Cuadros 3.3.1 y 3.3.2)

Esta información nos señala que las condiciones económicas en que la población del Estado de México vive, resultan estar por debajo del nivel nacional, aun cuando el estado cuenta con gran actividad empresarial y económica, parece que ello no impacta a la población. Destaca el hecho de que es la población adulta la que resulta ser más productiva, lo cual podría indicar la falta de oportunidades para la población joven en el terreno laboral y que además les permita continuar con su carrera educativa.

Por otro lado, se observa que es la población masculina la que mayoritariamente aporta económicamente, sin embargo, el trabajo y aportación económica de las mujeres está minimizada y/o no reconocida por creencias culturales y de género, aun cuando en el hogar la mujer resuelve necesidades escolares, de alimentación y de salud.

Violencia e Inseguridad

De acuerdo con el Índice de Inseguridad Ciudadana y Violencia 2010 del ICESI (Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad Ciudadana) el 59% de la población mexiquense mayor de 18 años considera inseguro su estado (promedio nacional: 49%). El Índice de inseguridad ciudadana y violencia asciende en el Estado de México a 52.27, que corresponde a un nivel alto en inseguridad y violencia ciudadana.

Este índice evalúa el nivel de incidencia delictiva, violencia y percepción de inseguridad ciudadana por entidad federativa. Las variables que lo componen son:

Incidencia delictiva y victimización. Total de hechos ilícitos por cada 100 mil habitantes, número de personas por cada 100 mil habitantes que fue víctima de un ilícito.
Delitos violentos. Homicidio intencional, robos violentos, porcentaje de víctimas de delitos violentos, delitos a mano armada, entre otros.
Crimen organizado. Ejecuciones, secuestros, extorsiones y robo de vehículos.
Violencia imprudencial. Homicidios no intencionales por cada 100 mil habitantes, incluye también lesiones imprudenciales, muertes accidentales y accidentes de tráfico fatales.
Percepción ciudadana. Porcentaje de la población de 18 años y más que consideran inseguro su municipio.

Específicamente en el Estado de México, sus características socio demográficas como ser el estado con mayor extensión territorial, contar con zonas industriales con bajo tránsito peatonal, pocas zonas de urbanización o servicios deficientes, crean condiciones de alta inseguridad, reportando mayor número de asaltos, accidentes vehiculares, riñas callejeras, homicidios, narcomenudeo, etc.

Estas características tiene relación directa con el consumo de sustancias en la población, ya que los aspectos sociales, ocupacionales, condiciones de vivienda y estructura familiar los jóvenes se exponen al consumo de sustancias como una falsa alternativa para evadir realidades. (Cuadro 4)

Condiciones de vida en el área de influencia del CIJ Tlanepantla

Aunque estos datos nos dan un panorama sobre las condiciones de vida del Municipio de Tlalnepantla, señalamos que este Centro atiende a población de muchos otros municipios, Cuautitlán, Villa Nicolás Romero, Atizapan, Tultitlan, Tultepec, Villa del Carbón, por citar algunos, por lo que referirnos a las características de la población atendida resulta muy complejo. Sin embargo, la larga historia del Centro, como la amplia trayectoria del Equipo Médico Técnico que en él labora, nos permite señalar que en la población atendida se encuentran grandes diferencias económicas entre un sector y otro, aunque predominan los sectores de nivel medio bajo y bajo, lo cual impacta directamente en la calidad de vida de los ciudadanos y, de alguna manera, en la problemática del consumo. En este sentido, se observa que el consumo de sustancias ha crecido no sólo en cantidad, sino en complejidad. A temprana edad, los jóvenes consumen sustancias variadas, a veces de forma compulsiva, se involucran rápidamente en la venta y distribución de droga, siendo algunos de los factores que inciden en el abandono escolar y disminución en el interés por las actividades laborales. Si a esto se le suman las condiciones de hacinamiento, la falta de supervisión adulta de los jóvenes y niños y la incidencia de violencia familiar, el panorama se hace más complejo aún.

Como problema social y de salud pública, el consumo de drogas está relacionado con las condiciones materiales y sociales de vida imperantes. En este orden de ideas, se llevó a cabo en el municipio una estratificación de las zonas que conforman el área de influencia del CIJ, con lo que se busca brindar un parámetro para la evaluación de condiciones de vida en los núcleos poblacionales asentados en el municipio.

Esta evaluación fue resultado de recorridos que se hicieron a las colonias de Tlanepantla por parte de integrantes del equipo médico técnico y que permitieron elaborar el estudio, además de una actualización del EBCO 2007 donde ya se había elaborado una estratificación socio urbana.

La estratificación implicó la actualización del número y localización de colonias en el área de influencia mediante la aplicación de criterios “sociourbanos” que comprenden: condiciones de urbanización y equipamiento urbano (pavimentación, red de agua potable, alcantarillado, drenaje, alumbrado público, teléfonos públicos, etc.); suficiencia, accesibilidad y calidad de servicios públicos (electricidad, transporte, mercados, escuelas, centros de salud, vigilancia, etc.); calidad y condiciones de mantenimiento de las edificaciones, principalmente de las destinadas a casa-habitación; existencia de zonas verdes y recreativas de uso común, y condiciones de seguridad o inseguridad pública.

Las colonias de estrato “bajo” se caracterizan, en general, por tener serias deficiencias en materia de desarrollo y equipamiento urbanos; aspectos como la falta de tendido de redes de agua potable, alcantarillado y drenaje, alumbrado público y pavimentación afecta grosso modo, a más del 75% de la población residente. Se observa, asimismo, una profunda escasez de servicios, tales como servicios educativos y de salud, mercados, espacios recreativos y culturales, los cuales resultan insuficientes y, en algunos casos, difícilmente accesibles; el transporte público y los servicios de vigilancia son igualmente insuficientes y de mala calidad. Por el contrario, con frecuencia es posible detectar la existencia de expendios de bebidas, bares y cantinas, así como establecimientos con juegos electrónicos altamente frecuentados por niños y jóvenes.

En una alta proporción, estas colonias comprenden asentamientos irregulares con una alta densidad demográfica, en los que las viviendas frecuentemente se reducen a construcciones improvisadas, elaboradas con materiales de mala calidad, inadecuados o de desecho. En otras ocasiones, las edificaciones se encuentran seriamente deterioradas. De modo similar, son muy pocas las áreas verdes o recreativas de uso común y se advierten altos niveles de inseguridad y la comisión de actos vandálicos (en algunas colonias se reporta la existencia de “pandillas” que continuamente llevan a cabo actividades delictivas). Por otra parte, en general es posible detectar condiciones de insalubridad y altos niveles de contaminación ambiental, resultado de una creciente carga vehicular. Asimismo, puede también observarse la existencia de terrenos baldíos de gran extensión, así como un alto nivel de deforestación.

Las colonias de estrato medio bajo se caracterizan por el desarrollo y equipamiento urbano parcial, por lo general hay pocos servicios, comúnmente les falta el agua y su alcantarillado no funciona en su totalidad, provocando inundaciones frecuentes en épocas de lluvias, se observa poca vigilancia, solo en vías primarias, sus edificaciones son de mediana calidad y parcialmente terminadas (en obra negra), existen muy pocas áreas verdes, en contraste con las colonias de un nivel medio alto y alto, en donde se observan todos los servicios de una buena calidad y una característica de estas colonias es que pagan su propia vigilancia o son fraccionamientos cerrados (Cuadro 5).

 

Descargas en PDF

Diagnóstico del Contexto Socio-Demográfico del área de Influencia del CIJ Tlanepantla

Cuadros 1.1 a 4, Gráfica 1

Cuadro 5. Colonias Estratificadas




www.cij.gob.mx | www.cij.org.mx