cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1 cuadro1

Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2 Cuadro 4.2

MENU PRINCIPAL

CIJ Tuxtla Gutierrez
Diagnóstico del Contexto Sociodemográfico

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO DEL ÁREA DE INFLUENCIA DEL CIJ TUXTLA GUTIÉRREZ

El consumo de drogas como un problema de salud pública demanda conocer y comprender el contexto sociodemográfico en que se inserta, a fin de identificar factores estructurales que subyacen al uso de sustancias y pueden condicionar su forma, distribución y tendencias. En el presente diagnostico revisa indicadores nacionales, estatales y municipales demográficos, sociales, de salud, económicos y de inseguridad como el: Censo de población y vivienda 2010, Panorama Epidemiológico y estadístico de la mortalidad en México 2009, Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE 2011), Sistema Nacional de Información de Salud 2008, Sexta Encuesta nacional sobre inseguridad del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI 2009). Ello para ahondar en condiciones de vida de la población que pueden correlacionarse y vincularse con el consumo de drogas en la localidad.

A continuación se revisan cinco fuentes de información con el objetivo de recabar algunas características sociodemográficas que pueden estructurar las condiciones de vida de la población e impactar en la forma y distribución del consumo de drogas en la zona de influencia del CIJ Tuxtla Gutiérrez: El censo de población y vivienda 2010 nos proporciona información de a cuántos somos, cómo somos y dónde y cómo vivimos en el país, desagregada por entidad federativa y municipio; La publicación Mujeres y hombres en México 2010 ofrece estadísticas por sexo, entidad federativa, grupos de edad y tamaño de localidad; La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2011), nos da características ocupacionales de la población; El Sistema Nacional de Información en Salud, 2008 permiten conocer las estadísticas de natalidad y mortalidad; y la sexta Encuesta Nacional sobre Inseguridad del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI 2009), proporciona el índice de inseguridad ciudadana y violencia la incidencia delictiva, violencia basado en la percepción ciudadana por entidad federativa.

Estructura y dinámica poblacional

Tuxtla Gutiérrez cuenta con un total de 553 mil 374 habitantes, de los cuales el 47.7% son hombres y el 52.30% son mujeres; lo cual nos indica que por cada 100 mujeres en el municipio hay 91.19 hombres. En cambio en el estado de Chiapas se registran más hombres, ya que de 4 millones 796 mil 580 chiapanecos el 49.05% son hombres y el 50.95; de cada 100 mujeres 96.28 son hombres. Y en el dato nacional, de 112 millones 336 mil 538 mexicanos, 48.83% son hombres y 51.17 mujeres, por tanto, de cada 100 mujeres hay 95.43 hombres. Si comparamos estas cifras se puede identificar menor cantidad de hombres en el municipio con relación al dato estatal y nacional. (Cuadro 1.1)

En relación a la edad mediana poblacional del municipio, está es mayor que la estatal en hombres (25 en el municipio y 21 en el estado) y mujeres (27 años vs 22 años). Sin embargo, con el dato nivel nacional hay más semejanza (25 años en los hombres y 26 en las mujeres; Cuadro 1.2). Lo anterior puede mantener relación con el angostamiento de la pirámide poblacional del municipio que a cuenta de la población de menor edad.

El rango de edad que concentra mayor población a nivel municipal es 20 a 24 años con una población de 55,959 (10.11%), seguido de 15 a 19 años con una población de 55,022 (9.94%) y en tercer lugar del 0 a 4 años con una población de 50,257 (9.08%). A nivel estatal se observa que en primer lugar lo tiene la población entre 5 y 9 años (11.56%), seguido de población de 10 a 14 (11.46%) y en tercer lugar la población de 0 a 4 años (11.27%); observándose en estos rango población menor de edad. De acuerdo a los datos nacionales, en primer lugar tenemos a la población de ente los 5 a 9 años de edad (9.83%), seguido de población entre 15 a 19 años (9.83%) y en tercer lugar a la población de 10 a 14 años equivalente (9.74%). Se continúa observando a nivel estatal y nacional un importante sector de la población menor de edad, población que demanda el soporte físico, psicológico, social y económico del grupo social con mayor participación económica.

En cuanto la población entre los 10 y 24 años, se puede señalar que es un grupo de edad amplio que abarca alrededor de una cuarta parte de la población total. El porcentaje de este grupo en municipio y a nivel nacional es semejante (28.77%, 28.37 respectivamente) y menor al dato estatal (31.64%; Gráfica 1, Cuadros 1.3.1 y 1.3.2.). Tal dato cobra relevancia en la tarea institucional, porque este sector de la población es el que suele enfrentar mayores condiciones de riesgo de consumo de drogas.

Por otro lado, resalta la mayor densidad poblacional a nivel estatal (65.4) en comparación con la del país (57.3). En cuanto al crecimiento poblacional la tasa media de crecimiento en el estado, entre 2000-2010, se percibe mayor (2.0) al dato nacional (1.4); en cuanto la tasa de mortalidad el dato estatal se ubica por debajo de la nacional (4.4, 5.1 respectivamente); Y respecto a la tasa de fecundidad, en el estado es ligeramente mayor al dato nacional (2.3 y 2.1; Cuadro 1.4 y 1.5).

En cuanto a la movilidad en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, tanto de las personas que retornan a la entidad, como del movimiento al interior de la misma entidad, se identificó la movilidad de 497 mil 155 personas que residían fuera de Tuxtla Gutiérrez en junio de 2005, 2.38% residía en otra Entidad, 0.16% en Estados Unidos de América y el 0.08% en otro país. La mayor parte refirió movilidad al interior de la misma entidad (97.05)

A nivel estatal se percibe que la población residente en otra entidad fue de 1.20%, en los Estados Unidos de América de 0.36% y en otro país de 0.16%. En el ámbito nacional el 3.28% vivió en otra entidad, el 0.99% en Estados Unidos de América y el 0.09% en otro país. Lo anterior permite identificar una menor cantidad de población inmigrante en el municipio en comparación el estado y el país; en particular de población procedente de Estados Unidos (0.16% en el municipio, 0.36% en la entidad y 0.99% en el país. (Cuadro 1.6.1.)

Con relación a las variaciones identificadas por sexo de la población que señalo otros lugares de residencia, se observa que a nivel municipal el 50.56% de hombres y el 49.44% mujeres vivieron en otra entidad; el 66.67% de hombres y el 33.33% de mujeres residieron en Estados Unidos de América. En cuanto a la población estatal el 53.05% de hombres y 46.95% de mujeres reside en otra ciudad; el 78.80% de hombres y el 21.20 % de mujeres reside en Estados Unidos de América. Y a nivel nacional el 49.82% de hombres y el 50.18% de mujeres residió fuera de la entidad, el 69.56% de hombres y el 30.44% de mujeres residió en Estados Unidos de América. Por lo que se puede apreciar que la población masculina es quien emigra más fuera de su entidad federativa en particular hacia Estados Unidos de América, el porcentaje del estado es mayor a nivel nacional. (Cuadros 1.6.1 y 1.6.2)

La emigración en la entidad se debe principalmente a la búsqueda de mayores recursos económicos o mejores condiciones de vida, lo cual repercute en la adaptación a ambientes desconocidos, afectando la salud física y mental incidiendo en el consumo de tabaco, alcohol o drogas. De la misma forma, las modificaciones de la estructura familiar por el mayor número de mujeres y por la migración repercuten en la organización y dinámica familiar creando núcleos familiares sometidos a un mayor estrés y que frente a este se decide el empleo de tabaco, alcohol o drogas para mitigarlo.

Vivienda y hogares

Las viviendas particulares en condiciones de hacinamiento en el Municipio de Tuxtla Gutiérrez son 21 mil 585, lo cual representan el 15.22%, porcentaje menor al dato estatal (28.70) y mayor al nacional (14.09%; Cuadro 2.1) En cuanto a los tipos de hogares se identificó que en el municipio existen 129 mil 700 hogares familiares, de los cuales el 67.16% son nucleares, 28.97% ampliados y 3.11% compuestos. En el estado son más los hogares nucleares 71.11% y menos los ampliados (26.25%) y compuestos (1.36%). Los porcentajes nacionales son muy semejantes a los estatales (70.91, 26.54 y 1.51, respectivamente; Cuadro 2.2.1). En cuanto a los hogares familiares encabezados por una mujer se puede indicar que el porcentaje en el municipio (26.92) es superior el estado (18.73) y al dato nacional (22.34; Cuadros 2.2.1 y 2.2.2).

Las condiciones de vivienda, los tipos de familia, cantidad de integrantes y formas de organización familiar, son consideradas elementos estructurales relevantes en los grupos sociales, relacionados con conserva o perder la salud mental, ya que favorecen formas de relación interpersonal y vinculo afectivos en mayor o menor medida. Las desventajas y carencias en los rubros mencionados están documentadas como factores de riesgo que favorecen el consumo de sustancias. Como se puede apreciar una mayor proporción de hogares familiares con jefatura femenina en el Municipio de Tuxtla Gutiérrez podría indicar reducción en los cuidados y en el control y supervisión de actividades y conductas de los hijos, lo que razonablemente podría favorecer problemáticas de ajuste psicosocial con su contexto, ya sean de alteraciones de conducta, como puede ser el consumo de drogas o acciones de delincuencia. Así mismo, para las mujeres la carga de trabajo se incrementa porque debe mantener su rol de madre y ama de casa, aunado a su trabajo.

Educación

En el rango de edad de la población donde se alcanza mayor cobertura educativa, es en la población de entre 3 y 19 años de edad, lo que implica que de los 173 mil 252 jóvenes del municipio el 80.45 asiste a la escuela. Si hacemos un desglose por rango de edad se observa que la población entre los 10 a 14 años presenta mayor porcentaje asistencia escolar 94.52, mientras que en el rango de asistencia de 20 a 24 años de edad es de 34.98%, lo que permite reconocer que la población de escolarización disminuye conforme la población es mayor. Cabe poner especial atención a la población entre 10 y 19 años de edad que no asiste a la escuela, en particular en la población entre 18 y 19 años, porque se ha identificado que se colocan en mayores situaciones de riesgo del consumo de drogas, el porcentaje de jóvenes de entre 10 a 14 años que no asisten a la escuela en el municipio es de 5.29, porcentaje que se incrementa de forma importante en población de 15 a 19 años (30.62) y de 20 a 24 años (64.61%).

De manera particular se identifica que en el municipio el 18.78% de los jóvenes de 10 a 19 años no asiste en la escuela; en el estado es el 29.81% y en el país representa el 24.44%.es decir alrededor de una cuarta parte de la población no está asistiendo a la escuela, lo cual se complejiza conforme aumenta la edad, no obstante el dato municipal es menor comparándolo con los otros dos niveles poblacionales (Cuadros 2.3.1, 2.3.2 y 2.3.3). Lo anterior permiten considerar como una necesidad implementar programas preventivos enfocados a prevenir la deserción escolar en el grupo de 10 a 14 años, así como la conveniencia de desarrollar estrategias dirigidas a captar la población entre los 15 y 24 años, fuera del ámbito escolar (Cuadros 2.3.1, 2.3.2 y 2.3.3.).

En cuanto a la población que el municipio cuenta con algún grado de educación media superior o con estudios posteriores (población mayor a 15 años de edad), se puede indicar que son un poco más de 199 mil, el 49.91% de la población; porcentaje superior al estatal (23.49) y el nacional (35.83). Los rangos de edad con mayores porcentajes es de los 20-24 años equivalen a 67.91%, seguido de 25 a 29 años con un 61.19% y en tercer lugar entre 15 a 19 años con un 49.89%. A partir de los 20-24 años quienes tienen el mayor porcentaje, se inicia la disminución porcentual de la población que tiene algún grado de estudio medio superior o estudios posteriores (Cuadro 2.4.1.). Si se compara los rangos de edad de la población con algún grado de educación media superior o con estudios posteriores a nivel municipal con la estatal y la nacional, se observa que los mayores porcentajes se encuentran en la población de entre 20 a 24 años del municipio son superiores al dato estatal (37.14%) y a nivel nacional (51.59%; Cuadros 2.4.1, 2.4.2 y 2.4.3).

Considerando que a partir de los 15 años se incrementa el porcentaje de quienes abandonan sus estudios, es pertinente desarrollar acciones preventivas en mejora del rendimiento escolar y disminución de la deserción escolar, dado que la mayor escolaridad puede influir en un menor porcentaje de consumo de drogas. En el caso de la población que abandona sus estudios o egresan, se habría que fomentar el despliegue de fuentes de empleo para su ocupación, al tiempo de dar mayor cobertura a nivel de educación media superior y superior en la prevención de adicciones.

Economía


En cuanto al grado de participación de la población en el mercado económico, se puede resaltar la mayor tasa de participación económica (PE) en el municipio 56.96% y de forma particular en hombres (74.12) y mujeres (41.88), en comparación con datos estatales (48.05; 76.07 en hombres y 21.74 en mujeres) y nacionales (52.63; 73.37 y 33.32 respectivamente). Los mayores porcentajes por rango de edad de la población económicamente se perciben entre 35 a 39 años con un 77.22%, en los hombre 98.4% y en las mujeres 59.62%; observando una diferencia de 38.78 puntos entre ambas poblaciones.


En el caso de la población juvenil de los 15-19 años de edad la tasa de PE fue 25.31; 33.14 hombres y 17.66 en mujeres; entre los 20-24 años de edad el PE incrementa a 56.30, 70.65 hombres y 43.52 mujeres. La PE en población de 15 y 19 años está por debajo de las cifras estatales (29.62 respectivamente) y nacionales (28.76) lo cual puede tener relación con la mayor cobertura que se logra en el municipio en este rango de edad. Cabe mencionar que un importante porcentaje de la población económicamente activa percibe ingresos menores a dos salarios mínimos (36.12 %), (Cuadros 3.1.1, 3.1.2, 3.1.3 y 3.2)

Otros indicadores en el ingreso de la población del estado, es que se identificó un 2.2 de tasa de desocupación en el cuarto trimestre de 2011, dato inferior al nacional 4.8; así como la tasa de ocupación en el sector informal en el estado porque también fue menor (21.8) al dato nacional (29.2; Cuadros 3.3.1 y 3.3.2).

Con los datos anteriores tenemos que en el municipio hay mayor participación económica que en el estado y en el país. Así mismo, se observa la rápida incorporación de la población adolescente y joven en el mundo laboral tal como se ve en el rango de edad de 15-24 años. Situación que si bien permiten la incorporación de ingresos económicos, también pueden facilitar la adquisición de sustancias tanto lícitas como ilícitas. La anteriores datos también permiten reconocer la mayor involucración de las mujeres en el ámbito laboral en comparación con el dato estatal y nacional, sin embrago todavía los porcentajes denotan las menores oportunidades que enfrentan las mujeres de empleo formal, lo que lleva a que ingresen más que los hombres al sector informal. Implica ciertos rasgos que las personas se mantengan sin ocupación o en empleos informales porque disponen de más tiempo libre; haciendo factible su uso de forma negativa, como puede ser implicándose en el consumo de sustancias, conductas delictivas o violentas.

Salud

En el estado de Chiapas, se percibe un año menor de vida que el dato nacional, en los hombres la esperanza de vida es de 72.1 y en las mujeres del 76.7 (Cuadro 2.5). Sin embargo, las tasas de mortalidad son ligeramente menos en hombres (5.0) y mujeres (3.8) en comparación con los datos nacionales (5.7 y 4.4, respectivamente). Aunque algunos rangos de edad muestran porcentajes mayores al dato nacional (de los 15 a 54 años), por ejemplo entre los 45 a 54 años de edad en el estado presentan una tasa de 11 y las mujeres de 9.5% y a nivel nacional los puntajes son menores (10.6 hombres y 8.2% mujeres; ver Cuadro 2.6).

Entre las cinco principales causas de mortalidad general a nivel estatal según los datos registrados en el año 2008, se encuentran: tumores malignos (estómago, del hígado y de las vías biliares intrahepáticas y tumor maligno del cuello del útero); enfermedades del corazón; enfermedades isquémicas del corazón; Diabetes Mellitus y accidentes. En comparación con datos nacionales, sólo se distingue variación en la mayor presencia en el registro nacional de accidentes de tráfico de vehículos de motor y la presencia de enfermedades del hígado. (Cuadro 2.7)

Con respecto a las cinco principales causas de muerte infantil a nivel estatal, se encuentran ciertas afecciones en el periodo perinatal, malformaciones congénitas; enfermedades infecciosas intestinales; neumonía e influenza e Infecciones respiratorias agudas. En comparación con el dato nacional, se incorpora la categoría de accidentes (Cuadro 2.8). Muchas de las alteraciones en el estado son prevenibles y se relacionan con limitaciones en las condiciones de vida y dificultades en el acceso a instituciones de salud.

Tanto en el municipio como en el estado se identifica menor cobertura de los servicios de salud en la población en comparación con el dato nacional: en el municipio el 59.16% está afiliado algún servicio médico y el 39.61; a nivel estatal el 56.78% es derechohabiente y el 41.73% no; en cambio el dato nacional registra que el 64.55% cuenta con algún servicio médico mientras que el 33.85% carece de él.

Así mismo se observa que los servicios de salud que más se utilizan en el estado son los brindados por el Seguro Popular con un 37.30%, seguido del IMSS con un 12.96%, el ISSSTE con un 4.72%; a nivel local el IMSS alcanza mayor cobertura, le sigue el seguro popular y el ISSTE (28.54%, 13.89% e ISSSTE 12.37% respectivamente; Cuadro 2.9).

Por lo que se puede apreciar a nivel estatal la mayor parte de la población derechohabiente está afiliado al seguro popular mientras que a nivel local están afiliados al IMSS. Podemos citar que de las instituciones de salud principalmente Seguro Popular e IMSS no cuentan con programas estructurados para dar atención y tratamiento a las adicciones; sin embargo se ha observado que a raíz del convenio que se estableció con el IMSS las canalizaciones para dar tratamiento a este problema social han ido en aumento, pero la dificultad identificada es la poca respuesta de la población, ya que no hay aceptación de consumo problemático.

Violencia e Inseguridad

De acuerdo con el Índice de Inseguridad Ciudadana y Violencia 2010 del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad Ciudadana (ICESI) el 33% de población tuxtleca mayor de 18 años considera inseguro su estado, el dato nacional fue de 49%. El índice de inseguridad ciudadana en Chiapas corresponde a un nivel moderado de inseguridad y violencia ciudadana. Este índice evalúa el nivel de incidencia delictiva, violencia y percepción de inseguridad ciudadana por entidad federativa. Las variables que lo componen son: Incidencia delictiva y victimización. Total de hechos ilícitos por cada 100 mil habitantes, número de personas por cada 100 mil habitantes que fue víctima de un ilícito. Delitos violentos. Homicidio intencional, robos violentos, porcentaje de víctimas de delitos vio-lentos, delitos a mano armada, entre otros. Crimen organizado. Ejecuciones, secuestros, extorsiones y robo de vehículos. Violencia imprudencial. Homicidios no intencionales por cada 100 mil habitantes, incluye también lesiones imprudenciales, muertes accidentales y accidentes de tráfico fatales. Percepción ciudadana. Porcentaje de la población de 18 años y más que consideran inseguro su municipio. (Cuadro 4)

Síntesis

El contexto sociodemográfico es un factor relevante en la problemática del consumo de drogas en nuestro estado, siendo la población joven la más vulnerable. Llama la atención que en el municipio 15.22% de la población viva en condiciones de hacinamiento, porque representa condiciones que limita el acceso a mejores condiciones, en materia de educación y salud. Si bien es cierto que el municipio de Tuxtla Gutiérrez cuenta con una amplia oferta educativa, todavía se observan algunas deficiencias en la permanencia de los estudiantes a nivel de preparatoria y universitarios. Así mismo, resalta la mayor participación la población masculina en el campo laboral, en comparación con las mujeres. Con respecto al índice de seguridad nuestra localidad se coloca en un nivel moderado de inseguridad.

Condiciones de vida en el área de influencia del CIJ Tuxtla Gutiérrez

Las condiciones sociales predominantes en los diferentes núcleos poblacionales de la zona de influencia de CIJ Tuxtla Gutiérrez fueron evaluadas a través de la estratificación socio-urbana. La estratificación socio-urbana da un panorama de la condición en la que se encuentran los recursos urbanos, servicios públicos, lugares de esparcimiento o recreativos, seguridad. En el año 2007 se realizó en el Estudio Básico de Comunidad Objetivo recorridos de zonas, en donde se observaron condiciones y recabaron opinión de informantes calificados para conocer las condiciones en las cuales se encontraban cada una de las colonias ubicadas en la zona de influencia del CIJ.

La actualización de la estratificación sociourbana del área de influencia en el presente estudio se llevó a cabo a partir del conocimiento y experiencia acumulados por el equipo médico-técnico de Centros de Integración Juvenil Tuxtla Gutiérrez. (Cuadro 5).

 

 

Descargas en PDF

Diagnóstico del Contexto Socio-Demográfico del área de influencia del CIJ Tuxtla Gutiérrez

Cuadros 1.1 a 4 Gráfica 1

Cuadro 5. Colonias Estratificadas