CODEPENDENCIA

Consiste en la relación de dependencia emocional (estar tan preocupados y centrados en tratar de rescatar, proteger o curar a otro, que en el proceso encaminan sus propias vidas hacia el caos); que establece una persona no adicta (habitualmente familiar más próximo o allegado) con una persona con algún tipo de adicción.
Es una dependencia de los demás: de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor.
La codependencia se caracteriza por un sentido de urgencia por el  control de la conducta de otros, especialmente de la del adicto.

Quienes desarrollan Codependencia

Son codependientes aquellas personas que viven o han vivido con alcohólicos(as), drogadictos(as), jugadores(as), comedores compulsivos(as), fanáticos(as) del trabajo, del sexo, criminales, adolescentes en rebelión, neuróticos u hombres o mujeres violentos(as) durante algún tiempo prolongado; es decir un familiar, amigo(a), compañero(a) o pareja, etc., como resultado de su relación cercana con alguien que tiene una dependencia o adicción.

Síntomas de la Codependencia

- Dificultad para establecer y mantener relaciones íntimas sanas
- Dificultad para expresar sus emociones(Congelamiento emocional)
- Perfeccionismo
- Necesidad obsesiva de controlar la conducta de otros
- Conductas compulsivas( repetidas y persistentes)
- Sentirse sobre-responsables por las conductas de otros
- Profundos sentimientos de incapacidad
- Vergüenza tóxica (creer “no ser querido”, sentirse inútil y con miedo a ser rechazado, ser un defecto e inferior a todos los demás)
- Autoimagen negativa
- Dependencia de la aprobación externa
- Dolores de cabeza y espalda crónicos
- Gastritis y diarrea crónicas
- Depresión


Estos síntomas se presentan primero en la relación enferma con los más cercanos (madre principalmente, esposa, hijos, novia, amigas,etc.) que produce la tensión, pero luego se transfiere a las demás relaciones del dependiente.

Recuperación de la Codependencia

La codependencia es una enfermedad tratable. El tratamiento puede consistir en una mezcla de psicoterapia y asistencia a grupos de autoayuda, hasta sesiones estructuradas de terapia familiar.

Muchas veces la recuperación de una familia afectada por la adicción, comienza con la recuperación de los dependientes, sin embargo es necesario que el dependiente ponga el foco en su propia recuperación y cuidado personal, para que esto ocurra.

La familia es una parte importante en la comprensión, intervención y manejo clínico de las adicciones, por lo que es necesario que la familia se involucre tanto en el tratamiento como en la recuperación de los procesos adictivos.

No obstante el familiar codependiente tiene que tener claro que es responsable de su propia recuperación y no de la recuperación de la o del adicto en sí.