Se instalarán en todo el país 8 mil módulos informativos y se brindarán pláticas a más de un millón de mexicanos acerca del alcoholismo

Este año las acciones de prevención estarán dirigidas al sector empresarial

Del 16 al 22 de enero se llevará a cabo en todo el país la 22ª Semana nacional de información sobre el alcoholismo “Compartiendo esfuerzos”, en la que se instalarán ocho mil módulos en diversos centros de trabajo y se brindarán 1,500 pláticas a más de un millón de mexicanos, para sensibilizar, concientizar e informar sobre esta enfermedad, atenderla y revertir sus efectos.

Este año, las acciones de las jornadas estarán dirigidas al sector laboral, con el objetivo de concientizar a los trabajadores y empresarios sobre las consecuencias del consumo de alcohol y disminuir los daños ocasionados por esta problemática. Asimismo, como parte de este trabajo conjunto, participarán más de 20 instituciones públicas y privadas, dependencias del gobierno federal, profesionales del sector salud, organizaciones de la sociedad civil y empresarios, entre ellas Centros de Integración Juvenil.

Durante la inauguración, el 16 de enero en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, el doctor Roberto Karam Araujo, presidente de la Junta de Servicios Generales de la Central Mexicana de Alcohólicos Anónimos, afirmó que el alcoholismo es una enfermedad que debe recibir tratamiento médico y psicológico, así como orientación para el usuario y su familia, y lamentó que sea la misma sociedad la que induce a las personas a consumir esta droga. Consideró que, pese a las consecuencias que ocasiona el abuso de alcohol, los empleadores no deben despedir a los trabajadores que padecen esta enfermedad, sino motivarlos a solicitar atención terapéutica.

El doctor Manuel Mondragón y Kalb, comisionado nacional contra las adicciones, advirtió que el problema del alcoholismo no está resuelto, por lo que las instituciones y la sociedad tienen la responsabilidad de participar en estrategias conjuntas para obtener resultados positivos.

Adelantó que en el primer cuatrimestre del año se darán a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones 2015, que incluirán los resultados del Alcoholímetro, para tener un panorama más preciso acerca del consumo de alcohol en México.

El doctor Marco Antonio Navarrete Prida, subdirector de Servicios de Salud de Petróleos Mexicanos, puntualizó que en México el alcoholismo afecta hasta 30 por ciento de la productividad laboral, derivado del ausentismo, enfermedades, accidentes en el trabajo y el entorno problemático para el consumidor y su familia. Por ello, aseguró que las empresas deben ser corresponsables con quien padece esta adicción y ofrecerles alternativas de tratamiento.

En su mensaje, la directora general de Centros de Integración Juvenil, maestra Carmen Fernández Cáceres, señaló que aproximadamente 27 millones de mexicanos beben de manera riesgosa, es decir más de cinco copas por ocasión, lo que deriva en enfermedades hepáticas y cardiovasculares, infecciones, violencia física y psicológica y en algunos casos el suicidio, así como baja productividad laboral, ausentismo, robo y problemas familiares, entre otros.

Alertó que cada vez disminuye más la edad de inicio y destacó que en la actualidad, casi 17 por ciento de alumnos de quinto y sexto de primaria, 40 por ciento de secundaria y 74 por ciento de preparatoria ya han consumido alcohol alguna vez en la vida, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014.

En ese sentido, se pronunció por fortalecer las medidas para desalentar el alcoholismo y convocó a la sociedad y padres de familia a participar de manera permanente en esta Semana para prevenir las adicciones. Asimismo, detalló que CIJ colabora con más de 600 empresas para desarrollar actividades de prevención y atención del consumo de drogas.

Informó que también el National Institute on Drug Abuse (NIDA, por sus siglas en inglés) llevará a cabo diversas actividades de orientación en redes sociales dirigidas a jóvenes para prevenir el consumo de alcohol y CIJ formará parte mediante la promoción de estas actividades en las unidades operativas y en las escuelas, a fin de que los alumnos participen en estas acciones.

Por su parte, el director general de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, licenciado Edgar Mauricio Acra Alva, destacó los programas puestos en operación por esa dependencia para apoyar a las personas consumidoras de alcohol como el de "Bienestar emocional", para promover la salud de los trabajadores y lograr un impacto positivo en su calidad de vida.

Sostuvo que la adicción y el abuso en el consumo de alcohol deben ser tratados de manera integral, pues representan problemáticas de diversa índole en los usuarios, y los espacios laborales son estratégicos en los cuales se pueden realizar acciones de prevención, detección temprana e iniciativas que garanticen que el trabajo sea una fuente de bienestar para el empleado como parte de un programa de seguridad y salud que fomente estilos de vida saludables y un entorno sano.

En ese sentido, señaló que en el país se cuenta con el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, que especifica la implementación de acciones de promoción a la salud y prevención de adicciones, y garantiza la confidencialidad respecto al estado de salud y acciones de los trabajadores para evitar la discriminación de los usuarios de sustancias adictivas.

En el presídium también se contó con la presencia del maestro Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia; el licenciado Óscar David Hernández Carranza, presidente de la Comisión Nacional de Salud y Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana; maestro Martín Curiel Gallegos, secretario general del Sindicato Nacional de Caminos y Puentes Federales; y el licenciado Juan Manuel Verdugo Rosas, secretario general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado.

Elaborado por el Departamento de Difusión y Ediciones.