Acapulco, Guerrero, a 7 de diciembre de 2016

Boletín de prensa

El secretario de Salud inauguró el 18.° Congreso Internacional en Adicciones “Nuevos Desafíos para la Prevención y Tratamiento del Consumo de Drogas”

- Es necesario pasar de la prohibición a la prevención; de la criminalización a la atención y de la negación de los problemas a la educación: José Narro Robles

- Se debe mantener una política congruente y priorizar la prevención antes que el control de la droga: Roberto Tapia Conyer

El doctor José Narro Robles, secretario de Salud, inauguró el 18°. Congreso Internacional en Adicciones “Nuevos Desafíos para la Prevención y Tratamiento del Consumo de Drogas”, organizado por Centros de Integración Juvenil, que reúne a especialistas en salud y representantes de organismos internacionales y de la sociedad civil provenientes de 22 países.

En su mensaje inaugural, el secretario afirmó que el enfoque respecto a las adicciones ha cambiado, por lo que es necesario seguir avanzando y pasar de la prohibición a la prevención; de la criminalización a la atención, y de la negación de los problemas a la educación; asimismo, puntualizó que se deben buscar mejores soluciones, más integrales, completas e inteligentes, y entender que la solución no está en los juzgados o en los penales, sino en los hogares, las escuelas y los Centros de Integración Juvenil. “Tenemos que entender que la solución poco tiene que ver con los castigos y mucho con la información, la educación y la integración en la familia”, aseveró.

Aseveró que cualquier adicción o dependencia limita, lastima y disminuye la capacidad física y psicológica del individuo, su desarrollo, autonomía, comportamiento y su esperanza y calidad de vida. Por ello, resaltó la lucha de quienes trabajan en la prevención y el tratamiento de las adicciones y reconoció el esfuerzo de los especialistas por compartir su conocimiento y experiencia. Concluyó que los esfuerzos en favor de las personas que padecen alguna adicción vale la pena y reafirmó su respaldo para continuar con esta tarea.

El doctor Roberto Tapia Conyer, presidente del Patronato Nacional de CIJ, afirmó que se deben revisar y replantear las políticas públicas sobre drogas a fin de que sean compatibles con la complejidad actual que se presenta a nivel mundial.

Señaló que se requiere tener claros los derechos humanos y tomar en cuenta las diferencias de género y generacionales; es indispensable que la estrategia sea multidimensional, generar una conciencia social, estar informados y capacitados.

El doctor Tapia Conyer detalló que según datos de la Comisión Nacional contra las Adicciones, hay más de dos mil centros de tratamiento; sin embargo, gran parte de estos no están certificados, pues 80 por ciento de la oferta de servicios se da en organizaciones comunitarias, donde no siempre se respetan las políticas terapéuticas; de ahí la relevancia de actualizar al personal que trabaja en el tema de las adicciones.

Resaltó que se debe mantener una política congruente en la que la oferta de tratamiento sea la prioridad, pues la atención del consumo de drogas requiere organizaciones fortalecidas y que se priorice la prevención antes que el control.

Finalmente, afirmó que las políticas de drogas deben priorizar el componente de salud; respetar los derechos humanos de consumidores y no consumidores; promover la proporcionalidad de las penas y establecer medidas de justicia alternativa; afirmar que el centro de la política de drogas serán las personas y no las sustancias; fortalecer los programas de prevención, tratamiento y rehabilitación; y reforzar las estrategias de formación de recursos profesionales para la atención integral de las adicciones.

El representante de la Oficina de Enlace y Partenariado de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, Antonio Luigi Mazzitelli, destacó que este año se ha presentado un aumento en la producción de cocaína y mariguana, lo cual significará un aumento en la oferta en todos los mercados de América Latina y continúa el incremento en el consumo y la oferta de metanfetaminas. Ante este panorama, puntualizó que hace falta una verdadera política de drogas que se traduzca en proyectos y estrategias que hagan frente al consumo de drogas legales e ilegales, que aumenta cada vez más y en edades más tempranas.

Por su parte, el gobernador del estado de Guerrero, licenciado Héctor Antonio Astudillo Flores, comentó que en 2015 en Estados Unidos aproximadamente 19 mil personas murieron por el consumo de derivados de amapola, sobre todo drogas ilegales; sin embargo, en días recientes en varios estados se aprobó el uso lúdico de la mariguana. En ese sentido, destacó que es necesario analizar las políticas vigentes y consideró que el Congreso de la Unión debe aprobar el uso medicinal, pues el país no puede quedarse en el rezago.

El secretario de Salud del estado de Guerrero, doctor Carlos de la Peña Pintos, dio a conocer que de acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas 2016, se calcula que una de cada 20 personas entre 15 y 64 años consumieron una droga en 2014, es decir, 250 millones de personas; además, uno de cada 10 usuarios sufren trastornos ocasionados por ellas, 29 millones de personas presentan problemas con su consumo.

La gran mayoría de los consumidores de sustancias no cuentan con acceso a tratamiento y el número de muertes relacionadas con la droga es de 43.5 por millón de personas entre 15 y 64 años.

En México, el promedio de la edad de inicio tiende a disminuir, actualmente se encuentra en los 10 años; en Guerrero, el consumo de drogas como la heroína es alto. De acuerdo con CIJ, las drogas ilícitas de mayor consumo son: mariguana, 87.9 por ciento; cocaína, 32.2 por ciento; inhalables, 23 por ciento; y crack, 14.9 por ciento. A su vez, los grupos de edad más vulnerables ante el uso de drogas ilegales son de 15 a 19 años, con 48 por ciento; de 20 a 24 años, con cerca de 18 por ciento; y de 10 a 14 años, con 14 por ciento.

De este modo, coincidió en que la postura oficial de México ante la discusión mundial de las drogas es que debe transitarse de un paradigma prohibicionista a un enfoque de prevención y regulación eficaz; se requiere de una respuesta global, intensa y comprometida, así como la coordinación interinstitucional y participación ciudadana. Afirmó que el modelo de prevención de CIJ ha demostrado ser uno de los más eficaces en materia de prevención, tratamiento y rehabilitación.

“Es necesario asumir posturas flexibles e innovadoras ante estas problemáticas, es urgente considerar la evidencia científica y las experiencias de naciones que implementan dichas políticas públicas para mejorar la calidad de la población, la psicoeducación y la cobertura de los servicios de salud”, resaltó.

En su participación, la señora Kena Moreno, fundadora de CIJ y vicepresidenta vitalicia del Patronato Nacional, destacó que en el país hay 117 unidades operativas de CIJ, de las cuales 12 son unidades de hospitalización y tres de tratamiento para usuarios de heroína. Además, informó que próximamente se construirá un Centro más en la ciudad de Taxco, Guerrero.

Durante la ceremonia, el doctor Narro entregó la presea Doctor Jesús Kumate Rodríguez al doctor Héctor Fernández Varela Mejía, director general de Atención a la Salud de la Universidad Nacional Autónoma de México, por sus contribuciones a la salud y al tema de la atención a las adicciones.

En el presídium de la ceremonia de inauguración también estuvo presente la directora general de CIJ, maestra Carmen Fernández Cáceres; la presidenta del Patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo; el subsecretario de Previsión Social, maestro José Adán Ignacio Rubí Salazar; la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Luna Ramos; el licenciado Julio Sánchez y Tépoz Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios; el doctor Enrique Gil Bellorín, representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud; y la licenciada María de los Ángeles Moreno Uriegas, vocal del Patronato Nacional de CIJ.

Elaborado por el Departamento de Difusión y Ediciones.